DE BUENA FUENTE

Ya se van

Anda fuerte el run run de que dos que tres alcaldías de Coahuila están por perder a las primeras autoridades municipales.

Anote entre estas a la presidente municipal de Piedras Negras, Norma Treviño y al alcalde de Matamoros, Coahuila, Miguel Ángel Ramírez.

El edil matamorense trae una bronca tremenda con Raúl Onofre, jefe político de la región, que pidió ya su destitución

La alcaldesa de Piedras Negras, salió mejor que su hijo en eso de peleas mixtas y puso en la lona  a  todos los empresarios y políticos cercanos a Claudio Bres.

Hay otros dos en la mira…

***.

En contra

Los dos principales aspirantes al gobierno de Coahuila, puede que tengan serias diferencias políticas, pero adolecen de un mismo problema.

Ambos se enfrentan a inercias del pasado y grupos de poder que mantienen secuestrados los partidos políticos que abanderan

El secretario de Inclusión Social, Manolo Jiménez puede que tenga la candidatura en la mano, pero de nada le sirve sin el control del PRI estatal, que se encuentra sujeto a intereses ajenos.

El subsecretario de Seguridad Pública federal, Ricardo Mejía Berdeja vive el mismo problema en Morena.

El dirigente morenista Diego del Bosque, solo responde a las órdenes del senador Armando Guadiana Tijerina, archi rival del funcionario federal, en tanto que el líder tricolor Rigo Fuentes no da un paso sin consultar a su jefe Rubén Moreira Valdez.

Para ambos la solución posible es la creación de una estructura alterna a sus partidos, en la que puedan tener la capacidad de decidir y de incidir en el diseño de sus campañas proselitistas.

***

Dos visitas

El senador Ricardo Monreal se presentó este viernes en las oficinas de la Fiscalía General de la República, para denunciar por espionaje a la gobernadora de Campeche, Layda Sansores.

La actitud del político zacatecano contrasta con la tibieza del senador coahuilense Armando Guadiana que hace unos días acudió a FGR solo para preguntar de la existencia de posibles denuncias en su contra.

Donde aprieta no chorrea, dicen en el rancho…

 

Autor

Ulises Salas
Columnista