Saltillo, 445 años de historia

Este lunes, una de las mejores ciudades para vivir en México, celebra el 445 aniversario de su fundación, conocida entonces como Villa de Santiago del Saltillo

Domina al oriente la sierra llamada de Zapalinamé, en memoria del insigne guerrillero guachichil. Al poniente, el Cerro del Pueblo, testigo centenario del acontecer saltillense. Y, entre ambas cordilleras de lomerío y montañas, en el valle de benigno clima, la Villa de Saltillo, fundada por el capitán Alberto del Canto, al grito de ¡Arriba Santiago y rompe España! Romper, en el sentido de abrir espacio para ocupar un paraje, el paraje al que habían llegado esa mañana luminosa y tenían a la vista desde aquel salto de agua. Salto de agua… Saltillo.

Así relató hace algunos años el reconocido médico e historiador saltillense, Jorge Fuentes Aguirre, el momento histórico de la llegada de los españoles a nuestra ciudad, denominado con el tiempo como “La Fundación de la Villa de Santiago del Saltillo”, misma que conmemoramos cada 25 de julio.

Sin embargo, los primeros pobladores de esta ciudad fueron los indios huachichiles y borrados -según relata Javier Villarreal Lozano en el libro “Abuelo, cuéntame cómo era Saltillo”- y estaban aquí desde muchos años antes de la llegada de los españoles.

“Cuando llegaron los españoles en el Valle de Saltillo había indios guachichiles y borrados, eran tribus norteñas pertenecientes a las que desde el tiempo de los aztecas llamaban chichimecas… los guachichiles eran nómadas, cazadores-recolectores y resistieron la invasión de los blancos, que les hacían la guerra y en ocasiones los apresaban para venderlos como esclavos… De ellos nos quedaron grabados en las rocas (petroglifos) y algunas pinturas, así como puntas de flecha y otros artefactos de piedra”, relata el fallecido historiador coahuilense.

Foto de Depositphotos.com

En realidad, no hay una fecha exacta sobre la fundación de Saltillo. El día de se toma por la celebración del apóstol Santiago (nombre que llevaba la villa y patrono de Catedral). En cuanto al año, de acuerdo con los escritos de “La Historia de la Villa de Saltillo” del bachiller Pedro Fuentes, escrita en 1792, se estableció como año de fundación el 1575. Sin embargo, el fallecido sacerdote, exorcista e historiador, José Luis del Rio y Santiago, aseguraba que -tras una investigación realizada en el Archivo General de la Nación- descubrió que Saltillo se fundó en 1555 por Francisco de Urdiñola, lo que es secundado por el historiador Tomás Berlanga, quien en su obra sobre la historia de Saltillo señala:

“Fue el 25 de julio de 1555 que (Francisco de Urdiñola) llegó a un hermoso valle, a media legua al oriente de un abundante manantial de agua, que hacía al brotar una hermosa cascada o salto, y que era el de mayor proporción, de varios que había en el lugar, formando un paisaje ameno”,

De hecho, sobre el arco y en una placa al exterior del ‘ojito’ de agua, en el templo del mismo nombre, se encuentra la inscripción del año 1555.

Pero, oficialmente, en 1977, el entonces gobernador de Coahuila, Oscar Flores Tapia, estableció que Saltillo se había fundado en 1577 por Alberto del Canto, luego de que se encontrara en Chihuahua el “documento del Parral”, en donde se señala como fecha de surgimiento de esta villa el año de 1577, misma que celebramos hasta la actualidad.

El propio Javier Villarreal señala la oficialización del 1577 como año de fundación:

“Por no existir el acta de fundación de Saltillo, la fecha de aproximada de nacimiento de la entonces villa se conoce por documentos escritos muchos años después. El gobernador de Nueva Vizcaya -quien estaba en pleito con el gobernador del Nuevo Reino de León, por la región de Monclova, donde se creía existían ricos yacimientos de plata- alegaba que, en 1577, Alberto del Canto había fundado Saltillo por órdenes de las autoridades de Nuevo Vizcaya, este escrito, conocido como documento del Parral, sirvió de base para fijar el año de fundación, la cual se celebra cada 25 de julio desde 1977”.

Sin embargo, como bien dice Jorge Fuentes en su libro ‘Saltillo insólito’: Tal disparidad de fechas de fundación queda para el anecdotario, pues a esa diferencia se sobrepone el señorío de la ciudad de Saltillo, que no baja a discutir dos años de más o de menos en su muy digna edad ya cuatro veces centenaria.

Fue años después, en 1591, que Francisco de Urdiñola trajo a 71 familias tlaxcaltecas para fundar el poblado de San Esteban de la Nueva Tlaxcala, separada de la Villa de Santiago de Saltillo solamente por una acequia, que corría en donde ahora es la calle Allende.

Fue hasta 1827 cuando la Villa de Santiago del Saltillo (que tras la independencia cambió el nombre por Leona Vicario) y San Esteban (que había cambiado su nombre a Villa Longín) se unieron formando finalmente en una población llamada Saltillo.

Este lunes 25 de julio celebramos 475 años de la ciudad que ha ido creciendo con las herencias españolas, como la fe católica y el arte, así como tlaxcalteca, como el sarape y el pan de pulque, y que ahora es considerada como una de las mejores ciudades para vivir del país, así como una de las que más desarrollo industrial ha tenido, de acuerdo con diversos estudios tanto del INEGI, IMCO y el Gabinete de Comunicación Estratégica. (JOSÉ TORRES | EL HERALDO)

SUCESOS IMPORTANTES DE LA FUNDACIÓN DE SALTILLO

1577 – Se funda la Villa de Santiago del Saltillo

1591 – Se funda el poblado de San Esteban de la Nueva Tlaxcala

1608 – Llega a Saltillo la imagen del Santo Cristo de la Capilla

1821 – Saltillo se convierte en la primera ciudad en proclamar la independencia en México, tres meses antes que el resto del país

1827– Los poblados de Leona Vicario (antes Villa de Santiago del Saltillo) y Villa Longín (antes San Esteban de la Nueva Tlaxcala) se unen y forman la ciudad de Saltillo

 

Autor

José Torres Anguiano
José Torres Anguiano
Reportero Multimedia. Periodista de barrio y contador de historias apasionantes.
Premio Nacional de Comunicación "José Pagés Llergo" 2017.
Premio Estatal de Periodismo 2015, 2016, 2017 y 2018.
Premio de Periodismo Cultural UAdeC 2016, 2018 y 2021