DE BUENA FUENTE  

SIN PENA, NI GLORIA

La reciente salida del ex alcalde de Piedras Negras, Claudio Bres, de Morena, para ocupar la secretaria de Economía en Coahuila, no causo ningún efecto negativo en la Cuarta Transformación.

Y es que su presencia en el Movimiento de Regeneración Nacional de la entidad, nunca se sintió, así es que su salida, menos.

De hecho, las tribus regionales nunca lo aceptaron como uno de ellos, y más bien lo veían con desconfianza, como un infiltrado, un posible traidor.

Así observan también al legislador federal lagunero, Luis Fernando Salazar, que tras salir del PAN e incorporarse a Morena,  solo se reúne con la elite del partido, y muy poca roncha hace con la militancia.

Morena en Coahuila no tiene figuras representativas que sean identificados con la corriente López Obradorista.

Ni siquiera el delegado Reyes Flores Hurtado, puede presumir de haberse ganado la identidad morenista, pues mucho aun lo ven con el sello del PAN.

Tal vez, el senador Armando Guadiana sea el único con la representatividad social y política de este partido en crecimiento, pero ya está muy gastado física y electoralmente,

Morena tiene mucho por hacer en la entidad, y en México saben que es hora de cambiar de actores, si quieren ganar la próxima elección a gobernador.

 

¡ESTELAR!

Fernando González Treviño, de 34 años de edad, 79 kilogramos, 1.80 mts d estatura, y originario de Piedras Negras, Coahuila.

Esa es la ficha técnica del peleador coahuilense de artes marciales mixtas, que encabezará la pelea estelar de la función internacional a realizarse el próximo 18 de abril, en Saltillo.

Fernando ha ganado cinco peleas, una por nocaut, dos por sumisión, y dos por decisión en la plataforma octagonal.

Por cierto, Fernando es hijo de la actual alcaldesa de Piedras Negras, Coahuila, Norma Villarreal.

 

LIBRE CHAYO

La paisana Rosario Robles Berlanga, posteó en redes sociales que ya se encuentra libre del covid-19, que la atrapó en la cárcel.

Chayito se dijo contenta de superar esta prueba y se mantiene en prisión, víctima de lo que asegura es una persecución política.