DE BUENA FUENTE

Nueva ola

La pasada elección a alcaldes en Coahuila, puso en evidencia la falta de aspirantes adecuados en Morena, para las principales ciudades de la entidad.

La Cuarta Transformación solo se impuso en poblaciones de la región carbonífera, con candidatos de arraigo popular, como Mario López, en Nueva Rosita, y Tania Flores en Múzquiz.

Por esa razón, desde la capital del país, se realiza una reingeniería electoral para contar con mejores cuadros políticos, que puedan ganar espacios en las elecciones locales y estatales.

Uno de los puntos débiles detectados es la carencia de trabajo y de apoyo en las delegaciones federales, cuyos titulares se convirtieron en meros cobra sueldos, y adornos de escritorio.

La nueva estrategia palomeada desde la capital de los temblores, establece cambios en las principales delegaciones federales, con gente que tenga arraigo en Coahuila, y sobre todo gocen de buena imagen.

Personajes como Reyes Flores Hurtado, Luis Fernando Salazar, Melva Farías, y otros, ya tuvieron su oportunidad y tristemente la desaprovecharon.

La nueva horneada de políticos morenistas trae interesantes sorpresas, que, a principios de febrero, se darán a conocer.

Al tiempo…

***

Oportunidades

Desde una perspectiva real, los alcaldes de Monclova y Frontera, tienen grandes probabilidades de relección.

Roberto Piña en Frontera, y Mario Delgado en Monclova, están ante una inmejorable oportunidad para realizar un trabajo aceptable, que les permita otro trienio.

Sus antecesores, sobre todo Florencio Siller, en Frontera, dejaron un desastre administrativo, y un mal sabor de boca a la ciudadanía, aunque el ex edil acerero, Alfredo Paredes, logró algunas mejoras.

Es muy pronto para adelantar un trabajo exitoso de Roberto y Mario, pero en el papel tienen la oportunidad de trabajar seis años por sus paisanos.

Veremos y diremos…

***

Parabienes

El secretario de Bienestar Social, Manolo Jiménez, debe de estar feliz, pues a cada región que visita, los priistas le poner alfombra roja y le hacen caravana.

El funcionario estatal trae el sol de frente, y sus recorridos están pletóricos de halagos y parabienes de la clase política.

¿Sabrán algo?