A LA BÁSCULA

 

¿Dos gobernadores laguneros? 

Finalmente, el Movimiento d Regeneración Nacional (Morena), definió la madrugada de este jueves las candidaturas para las seis entidades donde se renovará la gubernatura el año entrante, entre ellas la de Durango, que recayó como ya estaba muy anunciado, en la alcaldesa gomezpalatina Marina Vitela Rodríguez.

Después de una larga jornada de la Comisión de Elecciones d Morena, su líder nacional Mario Delgado, dio a conocer el procedimiento mediante el cual se llevó a cabo a elección de las candidaturas, y con ello los nombres de quienes serán sus abanderados.

Apoyado en una gran imagen, explicó que se tomó como base la intencionalidad del voto de Morena en cada una de las entidades, con base en encuestas de Morena, Buendía y Márquez, Covarrubias y Meba, en los que el promedio fue de 20.07 en Aguascalientes, 35.77 en Durango, 41 en Hidalgo, 50.77 en Oaxaca, 44.55 en Quintana Roo y 43. 56 en Tamaulipas.

Enseguida expuso que en las entidades donde la intencionalidad del voto es más alta, se respetó el género del perfil mejor posicionado, y este fue Salomón Jara en el caso de Oaxaca, el estado donde se obtuvo la intencionalidad del voto más alta. El segundo estado, y por tanto se respetó el género fue Quintana Roo, y la candidata será Mara Lezama.

El tercer estado en que se respetó el género por tener la más alta intencionalidad del voto fue Tamaulipas, con Américo Villareal. El cuarto fue Hidalgo, donde Julio Menchaca alcanzó la más alta intencionalidad del voto, por lo que también se respetó el género.

Al tener ya tres hombres, según detalló, automáticamente las otras dos candidaturas recayeron en mujeres –Aguascalientes y Durango- “a pesar de que los hombres ganaron en estas dos entidades las encuestas”, subrayó Mario Delgado.

En tierras hidrocálidas el mejor posicionado fue Arturo Ávila y en Durango José Ramón Enríquez, sin embargo, para poder cumplir con la regla de la paridad se decidió que en el primero de los casos la candidatura recayera en Nora Ruvalcaba; y en el segundo Marina Vitela Rodríguez.

Como parte delas encuestas realizadas por Morena, se preguntó a los ciudadanos sobre el conocimiento de los aspirantes a la candidatura, y en el caso de Durango, José Ramón Enríquez Herrera y Alejandro González Yáñez ‘El Tirantes’ aparecieron empatados con un 49.8 por ciento, en tanto que la gomezpalatina Marina Vitela ocupó el tercer lugar con el 30.2 por ciento.

Respecto de la calificación con buena opinión, Enríquez recibió un 22.9, Alejandro González Yañez con 20.8 y Marina Vitela con 14.8. Esto es, que al menos en el caso de Durango, a pesar de no ser la mejor posicionada, la alcaldesa con licencia de Gómez Palacio resultó beneficiada por la cuestión de la equidad de género, y ella será la candidata, aunque con mucho tiempo de anticipación ya estaba cantadito que así sería, y que el proceso era solo para cumplir con un requisito.

Ahora habrá que ver cómo reacciona el trapecista de la política duranguense, José Ramón Enríquez, quien la ha buscado por todos los medios a costa de tener hacer lo que haya que hacer, que se ve difícil que se vaya a quedar con los brazos cruzados, que se discipline, se quede callado y se sume a la candidatura de Marina Vitela, y ella lo sabe al grado que en su encuentro con los medios a media mañana de este jueves ésta así lo dejó ver claramente.

Dijo que buscaría dialogar con Enríquez, quien salió bien calificado en las encuestas “y será importante y básico contar con su apoyo”, por lo que se espera que a la voz de ya empiece la ‘operación cicatriz’, porque el 2 de enero, inician las precampañas y se supone que de aquí a esa fecha ya todo debe estar bien planchadito al interior de Morena.

Una vez que Morena ya mostró su carta, corresponde a los integrantes de la alianza ‘Va por Durango’ hacer lo propio porque ya van contra el tiempo, y donde se advierte que no hay un buen consenso para definir a su abanderado, lo que ya habíamos comentado en este mismo espacio.

Por el lado de los priistas, se mantienen bien firmes en que el abanderado sea Esteban Villegas, pero en el PAN no están muy de acuerdo del todo y donde se advierte que hay una mano que mece la cuna para meter ruido al proceso interno y que al final la alianza termine sin la unidad que necesita para poder competir contra la abanderada morenista.

Le cuento que Adrián Alanís y Héctor Flores, dos ex secretarios de Gobierno de la actual administración, más el diputado federal Javier Castrellón, aspiran también a la candidatura, pero pareciera que son más para meter ruido que por las posibilidades que podrían tener si se diera un golpe de timón y en alguno de ellos recayera la candidatura. Al menos el caso de un ex gobernador –el priista más panista del país- de Durango, es quien desde hace un buen tiempo mueve el pandero en favor de Morena, y es quien, se dice, ha llevado a cabo toda la negociación y el proceso interno.

Ya veremos qué es lo que presentan en la alianza Va por Durango, para ver si en realidad será una elección competida, o desde este momento está definida en favor de la lagunera. Como quiera que sea, sobre la mesa está que, al menos por un año, coincidieran dos gobernadores laguneros, Miguel Ángel Riquelme por Coahuila, y Marina Vitela por Durango. Tiempo al tiempo.

 

laotraplana@gmail.com

 

@JulianParraIba