DE BUENA FUENTE

NO SE HAGAN BOLAS

La invitación del gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís al alcalde saltillense Manolo Jiménez, de sumarse al gabinete como secretario de Desarrollo Social, despeja muchas dudas.

El mandatario estatal aprovechó que este martes el edil capitalino rindió su cuarto y último informe de gobierno, para invitarlo a sustituir a Francisco Saracho en la Sedesol, una de las dependencias con mayor proyección.

Manolo, por supuesto que aceptó gustoso el detalle de Riquelme Solís, que lo impulsa de lleno y le despeja el camino a la candidatura del PRI al gobierno estatal.

Los astros se alinean en favor del joven político saltillense, que seguramente, de llegar a Palacio Rosa, va revitalizar la clase política comarcana, que buena falta hace.

El resto de los aspirantes al abanderamiento tricolor para ir por la gubernatura, guardan compostura y de dientes para afuera se suman a la cargada, pero desde ya rumian su desencanto y se preparan para combatir.

Otro tema interesante en la llegada de Manolo a Sedesol, es que su titular Francisco Saracho Navarro será enviado a la Secretaria de Educación.

Y eso representa que el jefe de gabinete, Lauro Villarreal, se quedará en su puesto y ya no encabezará el plan B, de promover desde la presidencia de Torreón la candidatura de un importante político lagunero.

Manolo trae la candidatura en la bolsa, pero ahora se encuentra bajo la férula de Palacio Rosa, y sus acciones políticas y laborales deberán ser consultadas antes de su ejecución.

Ese es un escenario nuevo para el aún alcalde capitalino, acostumbrado a tomar sus propias decisiones y generar sus propios espacios.

Lo que viene no es miel sobre hojuelas y servirá para que el joven aspirante a suceder al gobernador Riquelme atempere su carácter y fortalezca su espíritu.

Que la fuerza lo acompañe..

 

VACUNADO

El que puede presumir que ya trae vacuna fortalecida contra covid-19, es el joven político lagunero Ricardo Mejía Berdeja.

Y es que el presidente Andrés López Obrador este martesse aplicó una dosis de refuerzo contra el coronavirus y pidió a su gabinete de seguridad federal cumplir también con la inmunización.

El subsecretario de seguridad federal, ni tardo ni perezoso accedió a la invitación presidencial y se formó hasta recibir la dosis. Enhorabuena…