A LA BÁSCULA

El operador político de Morena

Aunque poco conocido porque casi siempre procura mantener un perfil bajo, Gabriel García Hernández es uno de os principales operadores políticos de Andrés Manuel López Obrador desde las dos anteriores campañas antes de que éste se convirtiera en 2018 en presidente de México.

Después del arribo al gobierno, de la autoproclamada 4T, García Hernández fue designado como Coordinador General de Programas para el Desarrollo, del Gobierno de México, una dependencia creada en el actual Gobierno, basados en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, tenía oficina en Palacio Nacional y le reportaba directamente al Presidente.

A su cargo tenía a los 32 super delegados designados por el gobierno en cada una de las entidades federativas, y a los cerca de 25 mil ‘Servidores de la nación’, y por tanto tenía bajo su control la operatividad de los principales programas sociales de la actual administración. Para ocupar esa posición, debió dejar su escaño en el Senado de la República.

En la elección de este año, era el responsable de llevar a buen puerto para Morena, las elecciones en la CDMX, donde el partido del presidente perdió la mayoría de las alcaldías en el que se supone que es su principal bastión a nivel nacional. No transcurrió ni un mes, y García Hernández ‘renunció’ a su cargo para volver al Senado.

A finales de octubre, aunque recién había sido designado como delegado del CEN de Morena en Oaxaca, donde tenía como tarea promover la candidatura de su compañera senadora y cantante Susana Harp, pero casi de inmediato, el Presidente le designó como el responsable del programa ‘Agua Saludable para La Laguna’, por lo que tuvo que dejar de lado sus tareas partidarias en el sureste, y otra vez, a dejar en manos de su suplente la curul en la Cámara de Senadores.

Muchos vieron sobre todo en el centro del país este movimiento, como el ocaso de quien fue muy cercano e importante operador de Andrés Manuel López Obrador; quien había sido el constructor de asociaciones como ‘Honestidad valiente’ que recibió donativos para la campaña de 2006; y otras como ‘No nos vamos a dejar’ y ‘Austeridad Republicana. Fue también el responsable de crear el Fideicomiso ‘Por los demás’ a través del cual supuestamente se habría de apoyar a los damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017 en la CDMX, y hoy recientemente vuelto a poner sobre la mesa de las discusiones y los escándalos.

Tengo una serie de preguntas que hacer ¿Dónde está la fuente que abastecerá el programa Agua saludable para La Laguna? ¿En territorio de qué estado estará instalada la infraestructura de esta que pretende ser una de las principales obras de la actual administración federal? ¿En qué estado estarán instalados los ‘megatanques’ que abastecerán de agua potable ‘en cantidad y calidad suficiente’ a los habitantes de los principales municipios laguneros de Coahuila y Durango, ‘garantizado’ para los próximos 25 años’? ¿Y en qué estado habrá elecciones para gobernador en el año que está por empezar?

¡Exacto! La respuesta en todas estas preguntas es: Durango.

Con todas esas ‘coincidencias’ y el personaje del que se trata ¿Usted cree que el presidente lo mandó a estas tierras desterrado y para mantenerlo alejado del poder del centro?

Los conocedores de los asuntos políticos y de la grilla, aseguran lo contrario: Gabriel García viene a estas tierras con la intención de lograr una carambola de tres bandas. Operar para Morena en las elecciones del año entrante en Durango, pero al mismo tiempo, empezar a meterse por debajo de la puerta en el lado de Coahuila, donde en 2023 también se renueva la gubernatura.

Hacia el fin de semana pasado, Gabriel García acompañado por el gobernador duranguense, José Rosas Aispuro Torres, lograron la firma de un acuerdo con los representantes de cinco de los seis ejidos que conforman el módulo de riego San Jacinto-Jerusalem, parte fundamental de ‘Agua saludable para La Laguna’.

Posteriormente Gabriel García acudió a la presidencia municipal de Lerdo, donde acompañó al gobernador y al alcalde Homero Martínez, a la entrega de uniformes a los integrantes del equipo de beisbol que representará a Lerdo en la Liga Mayor de La Laguna.

¿Qué tendría que andar haciendo en esos actos Gabriel García? ¿Es acaso que lo andan placeando para facilitarle su trabajo de operador político? ¿Todavía podemos creer que es una casualidad su designación para venir a La Laguna, territorio donde puede operar en Durango de aquí a las elecciones del próximo año, e intentar meterse a Coahuila donde al siguiente también se renueva la gubernatura?

Digo, nada más por metiche y preguntón.

laotraplana@gmail.com

@JulianParraIba