A LA BÁSCULA

La elección de Durango

En el que será el primer año de la segunda parte del gobierno de la autoproclamada 4T, habrá elecciones en seis entidades federativas en las que se renovará la gubernatura, Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Oaxaca y Tamaulipas. De ellas en Quintana Roo se elegirán además las diputaciones locales, y en Durango las alcaldías de los 39 municipios.

En el partido del presidente, aseguran que van ‘por todas las canicas’, aunque de antemano saben que uno de estos estados lo tienen perdido, Aguascalientes; mientras que Hidalgo es un estado que al priismo en particular le interesa conservar. De ahí en más las casas encuestadoras en las mediciones más recientes que han realizado, le otorgan una ventaja Morena.

En Durango, según la medición más reciente del periódico El Heraldo de México le otorga 31.5 por ciento de la intención del voto a Morena, 26 por ciento al PRI, 15.9 por ciento al PAN y 3.9 a Movimiento Ciudadano, aunque 22.8 por ciento de los consultados dijo no saber todavía por quién votará. Esto es que, aunque muchos ya dan por seguro el triunfo de Morena en la entidad, las cosas no están del todo definidas, y dependerá en parte si finalmente se mantiene la alianza entre el PRI, PAN y PRD, y las estrategias que tengan los contendientes para atraer hacia su proyecto, al numeroso grupo de los indecisos.

La falta de definición sobre si se mantendrá la alianza Va por México, le ha dejado el campo abierto a Morena para trabajar en su proceso interno, si bien las cosas al estilo de este partido, no serán nada tersa. Dicen los que saben que si en el PRD había tribus, en Morena hay hordas y que se harán pedazos entre ellos.

Si bien son José Ramón Enríquez y Marina Vitela quienes se supone van en la punta, aun los que en la primera criba fueron dejados de lado, no dan su brazo a torcer, sobre todo los ‘pesos pesados’, Manuel Espino recaba firmas en los comités de los 39 municipios para presentarlos ante la dirigencia nacional, en la búsqueda de que lo vuelvan a reinsertar en la lista de los aspirantes. El otro, Gonzalo Yañez ‘El Tirantes’ sigue en plena campaña entre la militancia del PT, en espera que la alianza Juntos haremos historia, a su partido le toque una candidatura, y por él de preferencia que sea la de Durango.

La alcaldesa gomezpalatina con licencia, aspira a que, en el reparto de candidaturas por cuestión de equidad de género, a Durango le toque mujer para ser ella la abanderada.

En calidad de mientras, en tanto se decide quién será su abanderado (a) así como que no queriendo la cosa, sin hacer mucho ruido, el Presidente mandó a la Región Lagunera a Gabriel García para supuestamente hacerse cargo del proyecto presidencial de ‘Agua saludable para La Laguna’, aunque todo mundo sabe que el enviado presidencial es uno de sus principales operadores políticos, y para nadie sería sorpresivo que esa sea su verdadera encomienda al venir estas tierras.

Es cierto que García tuvo un sonoro fracaso como operador morenista en la Ciudad de México, donde perdieron la mayoría de las alcaldías en el que se supone que es su principal bastión. Esa derrota valió para que momentáneamente fuera desplazado del grupo cercano al Presidente, pero parece que éste ha decidido darle una segunda oportunidad, y es la gubernatura de Durango con la que busca reivindicarse.

De pronto en Durango pareciera que hay una actitud de dejarle libre el terreno a Morena, y hasta da la impresión de que hay la intención de entregar el estado sin mucha resistencia, o la gente al menos es lo que percibe, porque entre que se define si se mantienen en alianza y de entre los tres partidos coligados definen quién sería su candidato, se va consumiendo un valioso tiempo, y más si compiten de manera independiente, ver cuáles serían las cartas que presenten, y que a los ciudadanos les pueda resultar atractivo, interesante como para otorgarles el voto.

Ya en otra ocasión lo hemos comentado en este mismo espacio, si Morena crece en Durango, por el lado de La Laguna se puede empezar a meter hacia el lado de Coahuila el estado más priista del país, donde en 2013 habrá elección también para Gobernador. Esta es una región muy sui generis, a la que los del lado coahuilense le deben poner mucha atención porque por ahí se les puede empezar meter el morenismo.

En La Laguna lo que ocurre de un lado del Nazas, impacta también del otro lado, y si del lado de Coahuila se desatiende lo que está ocurriendo en Durango, un año después les puede empezar a ocasionar problemas.

laotraplana@gmail.com

 

@JulianParraIba