DE BUENA FUENTE  

PANTEÓN POLÍTICO

La reciente visita del alcalde sarapero, Manolo Jiménez, a Monclova, para convivir con la clase política tricolor, dejó en lo general un buen sabor de boca.

Pero es evidente que urge un cambio generacional, pues casi la mayoría de los asistentes al ágape político, ya andan en los 50s y 60s, y si no creen, cuestión de preguntar a Andres Osuna y Melchor Sánchez.

Los “grillos” monclovenses han envejecido, y también se han enriquecido, pero Manolo representa a una nueva generación de jóvenes, con ideas emprendedoras y una percepción sociopolítica actualizada.

Monclova merece una mejor suerte, y ojala que con el próximo gobernador por fin un paisano ocupe una secretaria estatal, que tanto anhelan en la capital acerera.

Por lo pronto, poco útil resultó la asistencia del edil saltillense a Monclova, pues en lugar de juventud y dinamismo, se topó con una clase política avejentada y acostumbrada al besamanos para ganar espacios.

 

¿QUIEN FUE?

Aún es tiempo que el alcalde electo de Monclova, Mario Dávila Delgado, desconoce el origen del rumor acerca de su supuesta negativa a aceptar el mando único policial.

El edil panista afirma que siempre ha estado en disposición de aceptar la recomendación estatal, para designar al próximo jefe de la policía municipal en Monclova.

Mario Dávila tiene interés en lograr una relación armónica y de respeto con el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, a pesar de pertenecer a distintos partidos políticos.

Así es que el próximo delegado de policía y tránsito en la capital del acero, será integrante del Mando Único estatal.

Hay rumores que matan…

 

TRAE PROYECTO

Pian, pianito, Alberto Hurtado, jefe de prensa del senador Armando Guadiana Tijerina, comienza a involucrarse en temas sociales y políticos.

Alberto público en redes sociales una serie de fotos en la que aparece en el centro de Saltillo, en pleno dialogo con transeúntes y adultos mayores.

“Al igual que muchos coahuilenses creo que un Saltillo es mejor”, destacó en una de las gráficas, el joven político.

Beto aspira a ser diputado local, y va por buen camino.