PAPELERIA EN TRAMITE  

Una mentira más por parte del Gobierno Federal o de la famosa 4T, es el gas. Ayer que suministré en mi hogar este vital líquido, platicaba con el gasero que me surtía artesanalmente este producto; comentábamos que comenzó a surtírmelo en 9 y centavos el kilo: “Eso fue hace más de un año y medio, amigo”, espetó con curiosidad. “Ahora el precio está en más de 13 pesos, casi rozándole a los 14”. Dijo el bonachón repartidor de marcadas manos amarillas.

Por eso pregúntame: ¿Dónde quedó el famoso gas del bienestar? ¿Dónde quedaron las fabulosas ideas del Joker de Macuspana? El Gas Bienestar, vendido por Petróleos Mexicanos aumentó sus precios, hasta 92 centavos por kilogramo. En la Ciudad de México, el kilo de gas LP en cilindros se venderá 62 centavos más caro, al pasar de 24.63 a 25.25 pesos. Gas Bienestar venderá el kilo a 23.25 pesos, cuando la semana anterior se vendía en 22.33 pesos, aumento de 92 centavos. Vaya cosas que pasan en esta República Bananera, donde se buscaba dar precios más baratos y salieron más caros.

En septiembre el gas LP registró un aumento mensual del 4,7%, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. En el listado, los precios en la venta por litro están entre 12.40 y 16.29 pesos para la venta por litro, mientras que por kilo son entre 22.97 a 30.16 pesos. Los estados con los precios más bajos para litro y kilo son: Baja California, Coahuila, Durango, Sonora, Morelos, Ciudad de México y Estado de México. Mientras que los que tienen mayor costo son: Baja California Sur, Sonora, Durango, Zacatecas, Chihuahua y San Luis Potosí. ¿Dónde está entonces el beneficio de los precios?, ¿dónde está el ver por los pobres?, que por cierto cada vez son más y estos mismos son usados por López Obrador para aumentar su ejército de seguidores, que reciben los impuestos de cada uno de nosotros.

La 4T y MORENA usan el hambre y la necesidad como moneda de cambio para canjear un voto. ¿Pero recuerda usted los apagones por el tema de la electricidad hace unos meses? Bien, pues ahora se habla de una falta de gas en los meses donde cala más el frío, así que desde una vez le digo, prepárese.

Y esto no es todo, donde también golpeará el frío de diciembre, será en las empresas armadoras, ya que la escasez de microchips le costará al sector del automóvil 210,000 millones de dólares este año y provocará que se produzcan 7.7 millones de vehículos menos de lo previsto.

Además, los empleos que se pueden perder ante tantos paros labores, donde los trabajadores se van con medio sueldo, nadie puede vivir así. Entre los precios caros del gas, los aumentos en la canasta básica, y demás productos, la esperanza que representaba la 4T, se termina.

Espero que la gente empiece a quitarse ese velo de la cara, que van a la fiesta de los votos como novia afgana, con la cara tapada y con la parte de abajo llena de ganas.