DE BUENA FUENTE

EL PACIENTE CHUMA

No todo ha sido miel sobre hojuelas en la vida política del legislador local del PRI, Chuma Montemayor.

En los últimos años, el joven político sabinense logró encumbrarse poco a poco en la comarca carbonífera, como un hombre confiable y de resultados para el gobierno estatal.

Pero el trabajo no le ha resultado fácil, porque le tocó todo este tiempo la encomienda de atender y controlar al alcalde udecista Temo Rodríguez, una verdadera y latosa calamidad.

En la risueña población, Temo es conocido por sus andanzas etílicas y su desapego al trabajo, que lo ubican como un tipo desobligado, fiestero y amiguero.

El pobre Chuma se la ve aún complicado para servir de enlace entre el edil y gobierno estatal, por la proclividad de Cuauhtémoc a molestar con chistes, ocurrencias y sobre todo peticiones ridículas a los funcionarios estatales de primer nivel.

Una de las más recientes y anecdóticas metidas de pata de este, es que el jefe de gabinete, Lauro Villarreal, convocó a reunión al alcalde y otros funcionarios en el restaurante Cielito Mio, de Sabinas.

De inmediato, Temo se ofreció a llevar a algunos amigos morenistas y udecistas para que saludaran y convivieran con los funcionarios estatales, a lo que Lauro se opuso y le advirtió que acudiera solo.

El legislador Chuma Montemayor advirtió al edil que cumpliera con la instrucción dada por el jefe de Gabinete, y este aceptó a regañadientes.

El día de la cita, llegaron los invitados a la reunión, y cuando estaban en amena charla, Temo se hizo presente con sus amigos morenistas y udecistas, contraviniendo la petición de Lauro.

Chuma tuvo que intervenir para alejar de la mesa principal a su amigo y que dejara de importunar a los funcionarios estatales de primerísimo nivel.

En pocos minutos, y ante las torpes ocurrencias de Cuau, el principal de los representantes estatales se retiró del lugar, y la reunión se echó a perder.

Por supuesto que tocó a Chumia resolver el desaguisado causado por el desastroso alcalde de Sabinas. La paciencia de Jesús es inconmensurable.

 

PRONTA RECUPERACIÓN

Amigos, compañeros de trabajo, y ex alumnos del secretario de Educación, Higinio González, hacen votos para que el funcionario estatal se recupere pronto de las secuelas de Covid-19 que lo mantienen en cama.