DE BUENA FUENTE

Costumbre histórica

Cuenta la leyenda que cuando el entonces gobernador electo de Coahuila, Rubén Moreira Valdez, tomó posesión de la gubernatura encontró vacías las arcas y se vio de pronto sin dinero para la nómina estatal.

Sin posibilidades de solicitar un préstamo debido a la monumental deuda, Rubén se reunió con el gabinete económico en busca de una solución.

Esta llegó de la mano del entonces alcalde priista de Torreón, Lalo Olmos, que a nombre de la Presidencia Municipal solicitó un crédito bancario y lo entregó al gobernador entrante para solventar la inicial falta de recursos.

Al parecer aquel suceso extraordinario en una administración estatal es ahora en el país una costumbre histórica.

Los gobernadores entrantes de Nayarit, Zacatecas, Sonora, Chihuahua, Campeche y San Luis Potosí, reportan recibir sus respectivas administraciones con millonarios adeudos, y sin dinero para pagar sueldos.

Los mandatarios estatales hacen antesala desde hace varias semanas en Palacio Nacional, para solicitar préstamos que les permitan solventar salarios y gasto corriente.

Por cierto, en aquel entonces, Rubén solucionó el problema y Lalo se ganó el cielo para siempre.

 

Bajo presión

El alcalde de Torreón, Román Alberto Cepeda, mantiene una actitud férrea ante las presiones a las que es sometido por grupos de poder al interior del PRI Lagunero.

El presidente municipal electo, enfrenta con seguridad a personajes y personeros que intentan acomodar en direcciones y puestos clave a sus recomendados y gente de confianza.

Lo que estos no entienden es que Román, además de político es empresario, y cuenta con el apoyo de la iniciativa privada para su proyecto de gobierno, por lo que la presidencia no será usada como agencia de colocación y empleos.

Al tiempo…

 

De risa

La alcaldesa priista de Múzquiz, Luisa Alejandra Santos, se pasó casi los tres años de gobierno sin trabajar ni hacer algo productivo por el Pueblo Mágico.

Ahora anda como trompo chillador, a pocas semanas de entregar la presidencia municipal a su adversaria morenista Tania Flores.

Luisa da risa a sus conciudadanos, pues siempre se comportó intransigente y déspota, pero en estos días derrama miel cada vez que se la topan.

 

Así pasa cuando sucede…