PAPELERIA EN TRAMITE

 

Regresó el que andaba ausente después de unas merecidas vacaciones. Estamos cabalgando de nuevo y escribiendo para ustedes, mis afines lectores. En estas últimas semanas he estado en varias partes del país y platicando con mucha gente sobre la pandemia, el desempleo, la inseguridad y el hambre. El hambre no solo de comer si no de sacar adelante a su familia, el hambre de ser mejor, el hambre de buscar un mejor lugar que darle a su familia.

En Cancún conocí a Joel, un joven veracruzano no mayor de 30 años, su historia es interesante, emigró de Córdova a Cancún en un acto de desesperación, como tenemos todos al ver a nuestra familia, preocupado por qué vamos a comer mañana, los pañales del niño, la gasolina, la escuela. Allá trabaja de taxista, llegó la pandemia y acabó con todo, el dinero cada día era más escaso, me contaba en los trayectos que tuvimos que llegaba a su casa con 40 pinches pesos, era nada. Un día decidió emigrar y no a los Estados Unidos, ni a Europa si no a Cancún. Vendió todo, juntó dinero viajó en coche dos días. Hoy tiene otro nivel de vida, tiene 3 coches que trabaja, le da una mejor vida a su familia y da empleo. Él también es un inmigrante salió de Córdova para buscar un mejor futuro a su familia. Y dirá esto a mí qué pues con toda la crisis que sucede migratoria hay historias de migrantes exitosas, aquí en las colonias de Saltillo, hondureños, guatemaltecos, nicaragüenses, han llegado sin nada y ahora tiene un empleo digno en una fábrica del valle de Derramadero o en las empresas de la región.

¿Pero no se le hace extraño que estén llegando camiones llenos de migrantes haitianos a la frontera de Coahuila, llegan los dejan y se van, ¿quién pagará el traslado? O aún más extraño, si estas familias salen de su casa de su país, sin un peso lleguen a la central de autobuses, con dinero mexicano para pagar un boleto de camión que cuesta 927 pesos.

Pero no solo es Coahuila también es Nuevo León y Tamaulipas, a donde llegan caravanas de migrantes haitianos, en camiones procedentes de la frontera sur. ¿No le es extraño esto?

El alcalde de Piedras Negras, Claudio Bress informó que contabilizó, en las últimas 24 horas, el paso de 69 camiones foráneos con destino a Ciudad Acuña; los pasajeros eran personas migrantes, ciudadanos haitianos en su mayoría.

Tan solo los que se cuentan por los operativos, pero cuántos llegan en camiones de líneas, pero esto no es todo.

En Tamaulipas alrededor de 500 migrantes, en su mayoría haitianos, fueron detenidos en el punto de revisión conocido como La Coma, cuando viajaban en caravana de 15 camiones de pasajeros con rumbo a Reynosa. Lo extraño de esto es que ellos dicen desconocer quién les paga el camión, mientras eso pasa salen corriendo y se internan en la ciudad. El miedo de la gente de Piedras y Acuña es latente se habla de casas saqueadas, tiendas y abusos de taxistas. Lo único claro en lo que todos ellos coinciden es que vienen Tapachula, Chiapas, y buscaban llegar a Reynosa o Ciudad Acuña, para cruzar a Estados Unidos a solicitar asilo.