A LA BÁSCULA

Solos o acompañados 

Más allá de lo que las dirigencias de los partidos que en gran parte del territorio nacional compitieron en la pasada elección en la Coalición Vamos por México, respecto de cómo piensan participar en la elección del año entrante por la gubernatura y las alcaldías de los 39 municipios del estado de Durango, todo parece indicar que el priismo coahuilense trabajará hombro con hombro con sus pares priistas del otro lado del Nazas.

En la zona de La Laguna de Durango, Morena ha encontrado tierra fértil para su crecimiento. No solamente gobierna en Gómez Palacio, el segundo municipio de importancia en la entidad, sino que en las pasadas elecciones -salvo el distrito con cabecera en Lerdo, encabezado por Susy Torrecillas, esposa del alcalde Homero Martínez Cabrera- arrasó con los distritos locales y hasta el federal con cabecera en Gómez Palacio.

Más allá de que si representan una buena opción o no, la gente de La Laguna de Durango ha decidido otorgar su voto a los candidatos de Morena, solo por ser el partido del presidente y es la moda, aunque ni siquiera sepan por quién están votando, y eso a la larga nos puede salir más caro el caldo que las albóndigas.

Por ello los tricolores del otro lado del Nazas –si es que quieren mantener a Coahuila como el estado más priista del país en la elección de 2023-, tienen que empezar a trabajar desde ya en apoyo de su partido del lado de Durango, donde el PRI desde la pérdida de la gubernatura hace cinco años, la marcada lucha entre el priismo lagunero y el de la capital, y todavía más el divisionismo entre los grupos en La Laguna, les ha venido restando poder, y tras la renovación de la dirigencia estatal están en plena reconstrucción.

Recientemente además del alcalde electo de Torreón, Román Alberto Cepeda, y del alcalde en funciones de Saltillo, Manolo Jiménez, en una mesa de restaurante en Torreón, se vio amenamente platicar con Luis Enrique Benítez Ojeda, ex dirigente estatal del PRI duranguense, y Juan Ávalos Méndez, ex secretario de Turismo, ex diputado local y ex dirigente del Comité Municipal del PRI en Gómez Palacio, empresario y luchador social, saludarse muy efusivamente e intercambiar algunos comentarios ¿Ya se están tendiendo los puentes para desde ahora además de andar placeando a Manolo Jiménez rumbo a la gubernatura coahuilense, se trabaja en el blindaje para que el morenismo no se meta a Coahuila por la zona de La Laguna?

Dicen incluso las malas lenguas que el PRI le ha venido guiñando no uno, sino los dos ojos a Juan Ávalos para que regrese al redil tricolor luego de apoyar el proyecto morenista de la actual alcaldesa Marina Vitela, de cara a la sucesión de la alcaldía gomezpalatina ¿tendrá algo que ver con eso el encuentro reciente entre los cuatro mencionados? ¿regresaría el hijo pródigo?

Las posibles cartas con las qué jugar por la gubernatura parecen además de ser pocas, débiles en el priismo, aunque habrá que ver si por esa posición van solos o nuevamente en alianza, que todo parece indicar que es la única forma de taparte el paso a Morena.

El morenismo en Gómez Palacio se sienten muy sobrados porque sienten que vuelven a ganar la alcaldía postulen a quien postulen, aunque habría que ver a quien lancen y cómo se dé la lucha interna, porque ya sabe usted cómo se las gastan, todos se sienten con el derecho de ser ‘los buenos’, por ejemplo a nivel estatal ya están más que apuntados la alcaldesa gomezpalatina Marina Vitela, el trapecista político José Ramón Enríquez, el ex dirigente nacional del PAN, Manuel Espino y los que se acumulen esta semana, y téngalo por seguro que se van a dar con todo, porque en esto de las tribus, nadie cede en favor de nadie.

En el caso de Vitela Rodríguez obran dos puntos en su contra: la primera con todo y que ella diga que Durango y México están listos para ser gobernados por una mujer –o sea ella para la gubernatura-, en una sociedad tan conservadora como la duranguense, difícilmente la dejarán crecer y avanzar por el simple hecho de ser mujer; y el otro es que es lagunera, y el poder político y económico de la capital del Estado, van a hacer hasta lo imposible, para evitar que un lagunero –lagunera en este caso- llegue a la gubernatura, como ha sucedido históricamente.

Ya platicaremos luego del panismo, el partido del gobernador en turno y de las posibilidades de que se establezca una alianza partidista o lanzarse solos como ocurrió en Coahuila donde se fueron hasta un vergonzoso tercer lugar muy por debajo de Morena. Ya platicaremos al respecto.

 

laotraplana@gmail.com

 

@JulianParraIba