PAPELERÍA EN TRÁMITE

Si tuviéramos que hacer la próxima película de política mexicana para Netflix, ¿cómo podríamos titular lo que hizo esta semana el virrey de Coahuila, Reyes Flores Hurtado? Algunos posibles títulos serían: “Los enredos del virrey”, “Sé lo que hiciste en la vacunación pasada” o “Por mis pistolas no se vacunan. Y la situación de la película no distaría de la realidad, una historia desorganizada que privó a muchos ciudadanos de sus vacunas. Aún recuerdo cuando trató de vacunar a los adultos mayores y culpó a las lideresas de sabotear el proceso. Pero, ¿apoco se necesita más sabotaje que el de la mala organización de los servidores de la nación? Funcionarios sin estudios, que fueron usados en campañas y que, por portar un chaleco, parecería que tiene placa del FBI e insultar, amedrentar, amenazar a la gente y medios de comunicación.

Algo sencillo para los sicarios de la 4T, que trabajan en bienestar, por cierto, muchos de ellos ni carrera política, ni siquiera cuentan con el Servicio Profesional de Carrera. Qué van a tener. Por ejemplo, el encargado de “Estancias infantiles”, ni Preparatoria tiene.  Para encabezar algún departamento, mínimo la carrera, aunque sea de Letras Españolas. Pero, qué podemos esperar de MORENA y la 4T.

Personas o funcionarios con frustraciones, perdedores, aplaudidores, acomplejados y con hambre de venganza y de hacerse de dinero. Pero vea usted, las frases del delegado “Muchos chavos el fin de semana y también lo digo con claridad, porque no tengo problema, decidieron no vacunarse porque se fueron de parranda sábado y domingo”. Ahora es el regente de las buenas costumbres, pero no es todo culpar a los medios de mal informar cuando él ni siquiera se pone de acuerdo. Dígame estimado lector, el delegado no arregla ni un café, y se le hace bolas el engrudo como lo hizo saber mi amigo Paco de la Peña de El Heraldo de Saltillo. En una publicación titulada ¿Quién es el que miente, señor Reyes Flores? Este lunes el virrey tendrá una nueva oportunidad junto con sus esbirros en Saltillo, que, por cierto, mantiene el número más alto de contagios en el estado. A pesar de esto, su majestad no ha hecho lo posible para acelerar la vacunación. Poco a poco se le acaban las oportunidades, por algo no se fue al Senado, por algo lo acusaron de traición al interior de MORENA.

¿Pero quién va detener los errores del Súper delegado? ¿Guadiana? ¿Ariel Maldonado? ¿Tania Flores? Se han quedado sin lideres visibles que lo detengan. Pero eso no es todo, cada error que comente es una larga lista de contagios y lamentablemente de muertes en el estado. Este lunes tendrá una nueva oportunidad y aunque le moleste a él y su equipo, lo estaremos siguiendo con lupa, como Sherlock Holmes seguía la pista del profesor Moriarty, aunque este delegado no llega ni a personaje de Gómez Bolaños.