UNA TAZA Y DOS DE CULTURA

 

La purga

Benditos sean los nuevos padres de la patria, por permitirnos purgar y purificar nuestras almas. Benditos sean los Estados Unidos, una nación renacida” THE PURGE

Imaginen ustedes que como reforma un partido proponga y como cosa rara  todos acuerden que durante 12 horas nada será ilegal. Durante 12 horas cualquiera puede hacer lo que quiere, sin inhibiciones ni restricciones,  algo más frenético que hora feliz en cantina. Durante 12 horas se puede matar, violar, torturar. Durante 12 horas nadie podrá pedir ayuda, una noche sin vuelta atrás.

Aún recuerdo las sensaciones que me produjo ver el tráiler de La Purga por primera vez en 2013. La idea como tal de lo que era la purga me dejó ligeramente Inquieto. Solo imaginarme a mí mismo en esa situación me hacía sentir mal. ¿Cómo podría protegerme y a la gente que quiero? ¿Sería yo capaz de cometer un crimen aprovechando este evento? ¿Quién me quisiera matar?  Y más profundo aun ¿Cómo pudo su población aceptarlas?

Algo que vale la pena mencionar es la idea de que el ser humano es violento y agresivo por naturaleza y que las restricciones que le impone la sociedad son lo que evita que matemos, violemos, robemos y destruyamos a placer, es uno de los planteamientos del filósofo Thomas Hobbe. Por otro lado en el libro El Señor de las moscas, William Golding toma una aproximación similar cuando un grupo de niños o casi adolescentes  quedan abandonados en una isla y rápidamente se convierten en una comunidad violenta y asesina.

En la saga de La Purga, algunos buscan satisfacer sus más bajas pasiones y frustraciones mediante la violación y el asesinato, otros llevan a cabo sus venganzas contra aquellos que los han afectado, otros la aprovechan para traficar personas, otros cazan por meramente entretenimiento, diversión o porque creen que realmente están cumpliendo un servicio para su país, mientras que otros tantos solo buscan pasar la noche a salvo.

No son películas perfectas y se puede notar mucho su bajo presupuesto en sus repetitivos escenarios urbanos y dirección, pero la forma en que manejan su historia para reflejar las plagas sociales modernas es realmente única y digna de reflexión.

En el film se nos expone ante una realidad construida como solución a un pasado invadido por altas tasas de criminalidad y pobreza. ¿Qué tan lejos estamos de llegar a eso?

Donde un nuevo grupo de gobernantes ha propuesto al día de Purga como solución a ello. Los científicos (en la película, no los quiero confundir) que apoyan este modelo en el film lo justifican del siguiente modo: “La historia nos lo ha demostrado repetidamente, somos una especie inherentemente violenta, guerra, genocidio, homicidio. Negar nuestro ser auténtico es el problema, la depuración no solo reduce la violencia una noche en especial, pero la catarsis a nivel nacional produce una estabilidad social, han de permitirnos liberar la agresividad que todos llevamos dentro”.

¿Tienes un lugar donde esconderte por doce horas? ¿Con quién te quedarías? ¿De quién te cuidarías? Esperemos que esto quede solo en ficción y por mientras disfrutemos de la nueva entrega cinematografía “La purga por siempre” (2021).