DE BUENA FUENTE

BARBAS A REMOJAR

Fuerte impacto tendrá en Coahuila la salida de Gabriel García Hernández de la Coordinación General de Programas para el Desarrollo, y la llegada de Carlos Torres en su lugar.

Por lo pronto, el coordinador federal, Reyes Flores Hurtado, fue visto este jueves aseando su escritorio, retirando la cava de la oficina, y rezando a San Juditas Tadeo.

Mejor que le rece a San Andrés…

 

MINERÍA EN RIESGO

Los repetidos intentos de desestabilización que grupos de poder llevan a cabo en contra de la CFE, tras la pérdida de los millonarios contratos de entrega de carbón a la paraestatal, están a punto de afectar a los empresarios carboneros de Coahuila.

Las filtraciones de accidentes mineros y la campaña de ataques a la CFE, según los propios productores, tienen su origen en el Grupo Acerero del Norte, cuyos directivos  les piden quejarse y protestar en contra de Manuel Bartlett, titular de la empresa eléctrica.

Pero el efecto boomerang está a punto de alcanzarlos, ya que funcionarios de alto nivel federal analizan adquirir el carbón en EUA a mejores precios, y sin grillas de inescrupulosos magnates que usan a los carboneros como carne de cañón.

Es un hecho que la Comisión Federal no va a comprar el mineral a Micare, y que tampoco aceptará presiones de ningún grupo de poder interesado en boicotear la actual entrega del mineral de diseño, en las plantas carboelectricas de Nava.

Dirigentes de las Uniones de Productores de carbón, están entre la espada y la pared, pues no saben para donde hacerse ante las instrucciones  desestabilizadoras que reciben  de resentidos y la necesidad de mantener productivo su negocio.

Bogar Montemayor y César Ceniceros pueden pasar a la historia como los dirigentes de las Uniones que acabaron con la producción de carbón en Coahuila, ante el inminente rechazo de compras en la CFE.

No es por intrigar, pero vean  lo que le pasó a Micare, por creerse indispensable…

 

CHUMA A LA QUEMA

El legislador local, Chuma Montemayor, subió recientemente a la tribuna legislativa para solicitar un punto de acuerdo a favor de investigar un tajo minero en pleno rio Sabinas, que agota el acuífero y daña el medio ambiente.

Lo que Chuma calló y ocultó mañosamente, es que hace años, en su calidad de alcalde, fue quien entregó el permiso de uso de suelo a la compañía minera que explota el tajo en el rio Sabinas.

Más aún, el permiso salió a nombre de Carlos Arocha, que era en ese tiempo, gerente de una constructora del ahora diputado local.

En el risueño poblado sabinense, aseguran que Chuma escupió para arriba, y pronto saldrá mojado.