ALGO QUE VALE LA PENA LEER

La historia del mundo en 50 perros 

¿Te has preguntado qué deben pensar los perros de nosotros? Nos ven volver de la tienda con pollo, cerdo y media vaca. Así que deben pensar: “Guau, mi amo es el mejor cazador de la tierra”. Anne Tyler

Por miles de años la familia “Canidae” ha hecho alianza con los seres humanos. Este género de mamíferos carnívoros al que pertenecen los perros ha inscrito en la historia grandes glorias, como, por ejemplo, “Péritas Magno”, el perro que salvó la vida de Alejandro Magno durante una batalla; el famoso “Argos”, perro fiel de la Odisea, o el egipcio “Abuwtiyuw” primer perro con nombre conocido.

Mascotas, compañeros, cazadores, trabajadores, pero también, víctimas cómplices al ser utilizados como plagas o armas crueles de tortura y colonización, han pasado por un proceso de evolución y domesticación que los ha llevado a cambiar física, emocional y mentalmente, su histórico y estrecho vínculo de convivencia con los humanos.

Mackenzi Lee, historiadora y autora de best-sellers, galardonada con el Stonewall Book Award en 2018, publicó este año para México en editorial Planeta: “La historia del mundo en 50 perros”, narración amena, entretenida y bien documentada que nos lleva de paseo por cincuenta momentos sublimes de protagonismo canino, desde “Panhu” el ancestro original de la mitología china; la anécdota de San Roque considerado el santo patrono de los perros; “Fortuné”, el pug que no dejaba dormir a Napoleón con Josefina; “Balto”, legendario tuso de trineo que entregó sueros y detuvo el avance de una epidemia en Alaska; “Jofi”, la asistente de Freud que consolaba a los pacientes en momentos de crisis o “Urian”, el galgo que mordió al Papa causando la enemistad entre Enrique VIII y la Iglesia Católica.

Una lectura totalmente recomendable sobre perros conquistadores, guardianes, soldados, rescatistas, metiches y amigos de la humanidad, pues como bien menciona Mackenzi: “A menudo, la manera en que hablamos, tratamos y recordamos a los perros, dice más de nosotros que de ellos.”

 

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.