DE BUENA FUENTE

VISITA PRESIDENCIAL

El presidente Andrés López visitará nuevamente Coahuila en julio próximo, como parte de una gira de trabajo regional.

El coordinador federal, Reyes Flores Hurtado, trabaja en la agenda presidencial que incluye una visita a la región carbonífera de la entidad, convertida en un bastión morenista.

Reyes Flores pretende una visita de López a las plantas carboeléctricas de Nava, y una reunión con productores mineros de la región que le agradecerán los nuevos pedidos de la paraestatal. Aún no se determina que el recorrido incluya Pasta de Conchos.

 

DOS MENOS

La dirigencia nacional de Morena, que preside Mario Delgado, determinó excluir de la lista de aspirantes a la gubernatura de Coahuila al senador Armando Guadiana Tijerina y al político sampetrino, Javier Guerrero.

Según información llegada desde el centro del Comité Ejecutivo Nacional morenista, Guadiana Tijerina fue eliminado por su avanzada edad, y por la reciente y estrepitosa derrota en su búsqueda por la alcaldía de Saltillo.

En el caso de Javier Guerrero, se habla de que es un excelente perfil, pero su relación con la ex jefa de gobierno, Rosario Robles, puede contaminarlo.

El actual subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía, es en estos momentos el candidato idóneo de Morena al gobierno de Coahuila, pues a diferencia de su paisano, Luis Fernando Salazar, el funcionario federal se mantiene limpio y sin lastres políticos.

En la lista también aparece el político acuñense, ex udecista, Lenin Pérez, aunque en un lejano sitio. Ricardo lleva mano, y es bien visto por López Obrador.

 

TEMOR FUNDADO

El senador morenista, Armando Guadiana, es en política lo que Carmelita Salinas en los espectáculos.

Ambos opinan de todo, aunque muchas veces no saben nada, pero en esta ocasión Santana Guadiana puso la lengua en la llaga, en una reciente platica petit comité.

Dice el senador que la llegada de Rubén Moreira al liderazgo de la fracción parlamentaria del PRI en San Lázaro, es con la finalidad de negociar acuerdos con Morena.

Y que esto es válido, siempre y cuando sea para negociar temas personales y familiares, como su situación penal y la suspensión de la investigación de la UIF en su contra.

Pero que de ahí a intentar entrometerse en la vida política de Morena es otra cosa, y menos en Coahuila, por lo que hablará con su líder Mario Delgado, para dejar claros ambos temas.

Columnista