EN EL TINTERO

“Aspiracionistas sin escrúpulos”

Después de las declaraciones incendiarias del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la clase media, volvieron los debates a las redes sociales, pues mientras algunos morenistas intentaron justificarlo adornando el contexto de sus dichos, gran parte de los ciudadanos se mostraron ofendidos por demeritar el esfuerzo de millones de mexicanos.

Fue hace algunos días que el presidente de México reiteró que la clase media es de “aspiracionistas sin escrúpulos morales”, lo que ocasionó que los cibernautas comenzaran a compartir sus historias de éxito, superación personal y profesional.

“Sí, sí, sí, hay un sector de la clase media que siempre ha sido así, muy individualista, que le da la espalda al prójimo, aspiracionista, que lo que quiere es ser como los de arriba y encaramarse lo más que se pueda, sin escrúpulos morales de ninguna índole; son partidarios de que ‘el que no transa, no avanza’. Es increíble cómo apoyan a gobiernos corruptos, increíble”, sentenció López Obrador.

¿Y que parte de la población es considerada de clase media? Un estudio elaborado por el INEGI, señala que los resultados obtenidos al término de la primera década del siglo XXI muestran que en 42.4% de los hogares en donde vive 39.2% de la población total del país son de clase media; mientras el 2.5% de los hogares son de clase alta, equivalente al 1.7% de la población del país.

En términos absolutos 12.3 millones de hogares y 44 millones de personas constituyen la clase media en el país siendo que tres cuartas partes de ambas magnitudes se ubican en el ámbito urbano.

El documento establece dentro de las características de una persona de clase media está que el hogar en el que vive cuente al menos con computadora, gaste alrededor de 4 mil 400 pesos al trimestre en consumir alimentos y bebidas fuera del hogar. También que cuente con una tarjeta de crédito, que un integrante de la familia esté dentro del mercado laboral formal; y el jefe o jefa de familia tenga educación media superior.

La declaración del presidente se da en un contexto electoral, en donde casualmente destaca Coahuila con la efectiva participación de la clase media en las urnas. Aunque muchos militantes del partido del presidente aseguraron que el tricolor volvió a ganar por las dádivas y despensas que acostumbran a dar, los analistas han destacado que en esta elección fue el voto útil el que empujó el triunfo del PRI.

Se dice que en la jornada del pasado 6 de junio, Morena recibió el voto popular que, además, le dio ventaja en algunos municipios, incluso sobre el Partido Acción Nacional, cuyos simpatizantes en esta ocasión no votaron por Morena pero tampoco por el albiazul.

En la entidad, el Partido Acción Nacional que tradicionalmente se le identifica con una militancia, en su mayoría de clase media y media alta, sufrió una debacle que lo dejó como la tercera fuerza política.

Los propios candidatos que registraron una derrota, reconocieron que los votos cautivos en otras épocas, en esta ocasión favorecieron a otro partido, al PRI, y aunque Morena capitalizó los programas asistenciales en favor de adultos mayores, que estadísticamente son los que más votan, aunado a la ventaja de la vacuna, lo cierto es que esto no le alcanzó para obtener los triunfos que esperaba.

Sin más ni más ahora pretenden desconocer la decisión ciudadana anunciando la impugnación de elecciones en municipios como Saltillo, Torreón y Piedras Negras, pese a que sus propios candidatos reconocieron una clara derrota.

Mientras su partido se hace trizas, López Obrador pretende dividir nuevamente al país, entre clase media y media alta frente al resto, y en lugar de pugnar por la prosperidad de todo un país le dice a la mitad de los ciudadanos, a 44 millones de gobernados “No sean individualistas y aspiracionistas”, ¿qué no ven que si siguen así, pensando en un mejor futuro, no votarán por él?

 

 

Reportera desde enero de 2000. Fundadora de la Agencia de Noticias Digital UNIMEDIOS. Actualmente titular del noticiero Capital Noticias 91.3FM en Saltillo y Coordinadora de Contenidos de Capital Media Coahuila. Escribo la columna “En el tintero” que difunde El Heraldo de Saltillo, La Otra Plana y Capital Coahuila.