CÁPSULAS SARAPERAS

 

 

Doña Griselda Tamez

En esta ocasión te platico de una Saltillense por adopción, me refiero a doña Griselda Tamez, quien fue hija de Heriberto Tamez Garza, Ingeniero Civil, y de la Maestra Normalista Ana María García. Ella llegó a esta hermosa ciudad de Saltillo en el año de 1966, acompañando a su esposo, Oscar de la Garza Cantú, quien por cierto era nieto del General Pablo A. de la Garza, y de sus hijos Alan Heriberto e Iván Humberto.

Al llegar a Saltillo, se inscribió en la escuela de artes pláticas con el Maestro Rubén Herrera, donde se graduó.

Pero su pasión y amor por el arte empezó mucho antes, precisamente cuando tenía 5 años, y ya a los 6 años participó en un concurso de dibujos del Banco Nacional de México, ocasión en la cual se aumentó la edad a 9 años para poder participar, ganando el primer lugar cuyo premio, además de un diploma, era el pago de 30 pesos, cantidad que al recibirla hizo sentir como millonaria a la entonces niña Griselda.

Ha participado en más de 560 exposiciones colectivas y 78 individuales, tanto aquí en esta hermosa ciudad de Saltillo como en San Antonio y Houston, en Texas; Alaska, Washington, Nueva York, Monterrey, Puerto Rico y Argentina, donde por cierto ganó una selección entre más de 770 participantes del mundo entero. Además, sus obras de arte han sido expuestas en Europa en países como Polonia, Italia, Inglaterra y Francia.

También fue ganadora del segundo lugar de la exposición gráfica de Florencia, Italia, ahí donde brilló el talento de los grandes artistas del Renacimiento, con la obra de grabado “Un Ángel Nos Observa”.

Doña Griselda se confianza como gran admiradora de los maestros Tamayo y Toledo, habiendo sido alumna de Tamayo y amiga personal de Toledo.

Es una artista que se mantiene actualizada en las técnicas de arte, como lo es en las obras que esta realizando actualmente, siendo estas de litografía sobre aluminio, técnica canadiense.

Mujer de gran platica, de gran memoria y con gran acervo cultural, doña Griselda Tamez, quien orgullosa se siente de ser Saltillense, es definitivamente una mujer como muchas que tenemos en Saltillo y que vale la pena presumir.

Es Saltillense*, papá de tres princesas mágicas, Rebeca, Malake y Mariajose. Egresado de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma de Coahuila, en donde es catedrático, es Master en Gestión de la Comunicación Política y Electoral por la Universidad Autónoma de Barcelona, el Claustro Doctoral Iberoamericano le otorgó el Doctorado Honoris Causa. Desde el 2012, a difundido la historia, acontecimientos, anécdotas, lugares y personajes de la hermosa ciudad de Saltillo, por medio de las Cápsulas Saraperas. *El autor afirma que Saltillense es el único gentilicio que debe de escribirse con mayúscula.

Artículo anteriorCINEMATÓGRAFO
Artículo siguienteDESAFÍOS LATENTES
Es Saltillense*, papá de tres princesas mágicas, Rebeca, Malake y Mariajose. Egresado de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma de Coahuila, en donde es catedrático, es Master en Gestión de la Comunicación Política y Electoral por la Universidad Autónoma de Barcelona, el Claustro Doctoral Iberoamericano le otorgó el Doctorado Honoris Causa. Desde el 2012, a difundido la historia, acontecimientos, anécdotas, lugares y personajes de la hermosa ciudad de Saltillo, por medio de las Cápsulas Saraperas. *El autor afirma que Saltillense es el único gentilicio que debe de escribirse con mayúscula.