CINEMATÓGRAFO

¿Quién mató a Sara? una serie mexicana bien lograda en Netflix

Hoy en día, hablar de Netflix es referirse a una de las opciones más importantes para ver cine o series que tenemos al alcance y que, a pesar de la pandemia, siguió produciendo material audiovisual de gran calidad -la mayor parte- para deleite de quienes nos quedábamos en casa.

Justamente hoy, le quiero contar de la serie original de Netflix, de dos temporadas llamada ¿Quién mató a Sara? Que muy a pesar de los fantásticos comentarios que había recibido, no me llenó el ojo por completo, aunque debo confesar que tampoco me desagradó, pues tiene de todo, como en botica.

Digo que me gustó y no, por varios factores, primero, me agradaría que hiciera usted memoria si alguna vez ha visto una serie o una cinta que le guste pero que al final le resulte poco atractiva. Pues debo comentarle que, con esta serie, producida por Netflix, me vino una sensación muy extraña, pues en realidad me parece un argumento muy atractivo, pero que de un momento a otro pierde credibilidad y se siente forzado, por eso mi gusto y disgusto por las dos primeras temporadas.

La serie dirigida por David Ruiz y Bernardo de la Rosa, narra la vida de Álex (Manolo Cardona), un joven ejemplar, cuya hermana Sara es asesinada en la casa de campo de su novio, donde su familia lo obliga a asumir la culpa, argumentándole que con ello apoyarían a su madre quien está gravemente enferma y posteriormente lo sacarían de la cárcel. La familia es muy poderosa y eso le impide enfrentárseles en ese momento, aunque en los años que pasa en prisión va creando un plan para vengarse.

En prisión, Álex es apoyado por un hombre que también fue víctima de la familia Lazcano, pues perdió a su hija en manos del patriarca, por lo que lo cuida y espera pacientemente su salida, para que el joven sea su instrumento para vengarse de los millonarios.

A lo largo de 18 episodios, la tensión es manejada de una manera muy peculiar, pues en la primera temporada, sin develar muchos detalles de lo que en realidad le había sucedido a la finada Sara, antes de morir, las señales apuntan cada capítulo a uno de los personajes como asesino de la chica, por lo que la serie se mantiene cada vez más y más interesante, sin embargo, en la segunda temporada, los elementos inverosímiles intervienen para que el argumento pierda efectividad.

En suma, es una serie interesante, que técnicamente no tiene ningún problema, por lo que vale la pena ver para entender lo que le he comentado en las anteriores líneas.

Sólo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita. Para dudas, comentarios o sugerencias escríbame al correo electrónico trejohector@gmail.com o sígame en mis redes sociales “Cinematografo04” en Facebook y Spotify, así como “Cinematgrafo04” (sin la “ó”) en Twitter.