Saraperos firma al duranguense José Manuel Mier Arellano

 

Los Saraperos siguen apostando a la juventud al firmar al pitcher duranguense José Manuel Mier Arellano, de 16 años, para desarrollarlo rumbo al profesionalismo en la Liga Mexicana de Béisbol.

Encabezados por el Licenciado Roberto Magdaleno Ramírez, Director Deportivo; Leo Figueroa, Coordinador de Scouteo y Desarrollo que supervisó y realizó las pruebas en Saltillo y el puntual seguimiento que hizo Luis “Vampiro” Borges, quien recomendó a este pitcher, la semana pasada fue sometido a pruebas en el Estadio Madero para que se concretara la firma del nuevo lanzador del Sarape.

“El cumplir mi sueño de firmar para un equipo de Liga Mexicana es algo muy importante para mi familia, quiero agradecer la confianza que me brindan los Saraperos, estoy feliz por todo el trabajo que vengo realizando desde niño y que llegan a un buen término con la firma”, comentó el nuevo jugador de la novena saltillense.

La consistencia y perseverancia le ha rendido frutos a este joven de 16 años de edad, “es un logro muy importante y un paso más para mí, empecé desde los 6 años con los Cardenales de Durango que ha sido el equipo donde me desarrollé desde niño y hasta la fecha”, platicó.

José Manuel Mier Arellano platicó, “al principio mis papás querían que tuviera un deporte que practicar, después me fue gustando muchísimo por ser un deporte muy completo, diferente a los demás, empecé jugando jardinero, cualquiera de los tres jardines, después me pasaron a la primera, también en la tercera base y a partir de los 10 años me subieron a lanzar.

“Quiero agradecer a mis entrenadores desde categorías infantiles, inicié con Fernando Alarcón, después a los 8 años Jesús Ruiz, Mario Ruiz y en esta última etapa el ex profesional Fernando Alejos y Francisco Acosta, con todos ellos pude trabajar poco a poco mi repertorio desde niño y ahora poder tirar recta, curva, slider y cambio”, comentó.

En su palmarés dentro del béisbol destaca, su participación en un Nacional en Monterrey en 2016, su primera experiencia, “me tocó abrir el primer juego contra el equipo anfitrión, los dejé 0-0 luego de lanzar 5 entradas; ese mismo año en Noviembre de Torreón me llevaron como refuerzo con laguna al torneo “Formando Estrellas” ahí fui como pitcher y bateador”.

“En 2017 acudí a un Nacional en Aguascalientes fuimos finalistas; en 2018 otra vez viajamos a Torreón con mi equipo Cardenales de Durango, fuimos Campeones del torneo “Formando Estrellas” al vencer a la escuadra de Tamaulipas, gracias a Dios me tocó cerrar el juego para coronarnos y ser el jugador más valioso”, destacó.

Después participó en la Copa Telmex 2018 en Guadalajara, “me tocó lanzar contra San Luis Potosí con 8 ponches en 4 entradas, gracias a Dios quedé entre los mejores pitchers de la fase nacional, sobresaliendo también en chocolates recetados, luego en 2019 tuve la oportunidad de participar en par de ocasiones en PROBEIS.

Este joven duranguense es hijo de Ricardo Mier Castro y Ruth Victoria Arellano Contreras, el segundo de cuatro hijos junto a Ricardo de 19 años, Emiliano de 7 años y la pequeña Victoria de 6 años.

“Mi hijo es muy entregado y disciplinado en su deporte, entre mi esposa y yo nos hemos turnado desde que estaba pequeño para llevarlo a los entrenamientos y pues gracias a Dios ha valido la pena todo este tiempo de la familia, para ver cómo se cristaliza el sueño de mi hijo al firmar con Saraperos”, comentó su padre Ricardo Mier.

Por su parte, su madre Victoria, quien ha sido mayormente responsable de llevarlo a sus entrenamientos, cuando su hijo era niño llevaba a los campos una pelota que al lanzar medía las millas y ahora de jovencito hasta una pistola de radar en su bolso para medirle las millas a su prospecto.

“Es una personita que nunca se queda quieta, gasta muchísima energía en todo lo que hace, ahora ya maduró bastante, lo que más me gusta es que nunca se da por vencido para lograr las cosas que desea, es muy perseverante. A mí me transmitió ese amor por el béisbol, lo llevamos de niño porque mi esposo tenía familia que jugaba béisbol, ya lo traen en la sangre, como sus familiares”.

De esta manera la directiva, cien por ciento Saltillense, demuestra que seguirá apostando por el scouteo y desarrollo de los que pueden ser las futuras estrellas de los Saraperos de Saltillo en la Liga Mexicana de Béisbol y prospectos para el béisbol de Estados Unidos. (EL HERALDO)