Obispo Hilario González felicita por su día a madres de familia 

En su misa dominical desde Catedral, el Obispo de la Diócesis de Saltillo, Hilario González García felicitó a todas las madres de familia al ser este lunes 10 de mayo una celebración más por el Día de las Madres, expuso que, el amor de una madre es igual al amor divino.

“Este amor que dios nos manifiesta es un amor muy rico en signos y en las relaciones humanas, a veces desconocemos el amor de Dios y, creo que el amor materno es un reflejo del amor divino que tiene que ver con el engendrar vida, protegerla, alimentarla, hacerla sentir valiosa, digna”, expresó.

En su mensaje, González García recordó a toda madre de familia el sentirse dichosa por tal regalo, ya que ellas, dijo el Monseñor, no solo alimentan el cuerpo sino también el espíritu de los hijos.

“Nuestras madres no solo nos nutren con el alimento físico sino también el alimento espiritual del amor y ojalá que todas las mamás se sientan dichosas, felicitadas en su día cooperando con dios, siendo dignos de este amor fraterno” comentó.

Con la bendición de la Virgen María, el obispo bendijo a las madres en su día, recalcando que la vocación de ser madre es una de las más bellas.

“Las felicitó mucho, que dios las bendiga, les recompense. Que la Virgen María, nuestra madre que es herencia también las proteja acompañándolas en esta vocación tan bella de ser mamá, muchas felicidades” concluyó. (EDUARDO SERNA).

 

 

Jefe de Información del periódico Acontecer de Ramos Arizpe y corresponsal de El Heraldo de Saltillo.