Carolina del Norte, Washington, Connecticut y otros estados de EU solicitan menos vacunas al gobierno de Biden

 (Xinhua/Zhang Yuwei) (ah) (rtg) (dp)

Varios estados de Estados Unidos están rechazando las dosis de la vacuna contra la Covid-19 que les asignó el gobierno federal, ya que el promedio diario de aplicaciones ha caído por debajo de los dos millones por primera vez desde principios de marzo. Los expertos dicen que las solicitudes más pequeñas de los estados reflejan una fuerte caída en la demanda de vacunas, según el New York Times, según publicó Latinus.

Los funcionarios de Wisconsin han pedido sólo el 8% de las 162 mil 680 dosis que el gobierno federal había reservado para el estado la próxima semana, según documentos de The Associated Press citados por el diario neoyorquino. En Iowa, los funcionarios pidieron solo el 29% de las dosis asignadas. Y en Illinois, el estado planea solicitar solo el 9%.

Carolina del Norte, Carolina del Sur, el estado de Washington y Connecticut también están reduciendo sus solicitudes de vacunas.

A medida que la demanda cae y la propagación del virus se ralentiza en los Estados Unidos, la administración del presidente Joe Biden se ve cada vez más presionada para compartir dosis de vacunas con países como India, que ha sido devastada por un aumento catastrófico. Alrededor del 83% de las inyecciones se han administrado en países de ingresos altos y medianos altos, mientras que solo el 0.3% de las dosis se han administrado en países de ingresos bajos.

El doctor Amesh Adalja, especialista en enfermedades infecciosas del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud, dijo al New York Times que se esperaba un cambio en la demanda estadounidense.

“Sigue habiendo personas que dudan en tomar la vacuna o pueden tener otras razones para no hacerlo, y eso ha llevado a una caída en la demanda”, dijo el doctor Adalja. A nivel nacional, desde un pico a mediados de abril de unas 3.38 millones de dosis administradas cada día, las dosis medias diarias se han reducido en aproximadamente un 41%. A su vez, eso ha dejado a los estados pidiendo menos dosis de las que tenían al principio.

Pero algunos lugares, como la ciudad de Nueva York, Maryland y Colorado, todavía están pidiendo el monto total, según un documento de la agencia AP.

“Para aumentar la demanda una vez más, los funcionarios deben hacer que sea lo más conveniente posible”, expresó durante la entrevista con el diario el doctor Adalja, incluida la expansión de la disponibilidad de clínicas sin cita previa e incluso vacunas puerta a puerta.

Según la publicación, el presidente Biden al enfrentarse a vacunas rezagadas, ha cambiado la estrategia de la administración para combatir la pandemia. Los ajustes incluyen la creación de una reserva federal de dosis de vacunas para administrar a los estados según sea necesario, en lugar de estrictamente por población, e invertir millones en la extensión comunitaria para apuntar a las comunidades desatendidas, los estadounidenses más jóvenes y aquellos que dudan en recibir vacunas. (LATINUS)