DE BUENA FUENTE

La excepción es coahuilense

En reciente edición de su noticiero nocturno en Imagen, el periodista Ciro Gómez Leyva cuestionó la continuidad y la combatividad de la Alianza Federalista.

El comunicador nacional dijo que la alianza, compuesta por diez gobernadores del país, era hasta hace poco tiempo la única voz que enfrentaba con seriedad y exigía justicia al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Aclaró que, a últimas fechas, la coalición de mandatarios estatales, bajó el tono de sus demandas,

tal vez, viendo que sus llamados al dialogo, no son escuchados por el presidente.

Gómez Leyva señalo que el gobernador de Michoacán, Silvano Albores, y el gobernante jalisciense, Enrique Alfaro, dejaron repentinamente de criticar al mandatario nacional.

Añadió que el neolonés, Jaime Rodríguez solo cuenta chistes, que el duranguense Rosas Aispuro, es un mero observador de lo que ocurre, sin meterse en conflictos con López Obrador y que, hasta Javier Corral, de Chihuahua, busca ahora congraciarse con AMLO.

Y que mientras esto ocurre, y el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca, trata de salvarse del desafuero, la alianza pierde peso específico, y se vuelve tibia y carente de representatividad.

Tal vez, Gómez Leyva tenga razón con respecto a los citados gobernadores, pero en Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, se mantiene inamovible en su postura frontal de demanda de justicia presupuestaria al gobierno federal.

Durante la visita del Andrés Manuel a Coahuila, este fin de semana, el gobernador volvió a tender su mano al presidente para trabajar juntos, pero también le reiteró la importancia de tratar a la entidad con justicia, y darle el presupuesto que le corresponde.

Sin estridencias, pero con firmeza, Miguel Ángel Riquelme deja en claro que lo cortés, no quita lo valiente.

***

¡Marabuntas!

El registro de candidatos de Morena a la alcaldía, dejó varias lecciones y una de ellas, es que las tribus internas son los principales enemigos de la Cuarta Transformación en Coahuila.

El hambre ancestral de algunos, se confronta con la riqueza y el poder político de otros, y el resultado es un verdadero enredo anarquista.

 

Y lo que falta…