PAPELERÍA EN TRÁMITE

Parece que el salinismo sigue más presente que nunca en la vida política nacional. Muchos pensarán que esta política ocurría en el Revolucionario Institucional, pero no es así, Salinas vive en MORENA. En el ADN del partido, en su genética y en la figura de su máxima líder; que se ha convertido en el ser que ha dividido odio y rencor en los mexicanos, algo que no se veía desde el mandato del villano número uno del país a mediados de los noventas.

¿Y por qué traigo a colación este tema, mi estimado lector? Pues sólo vea en que se ha convertido el líder del país, en un perseguidor de instituciones y gobernadores. Todo aquel que sea incómodo a su mandato o lo contradiga, le cobra con afrentas y venganzas. Si no vea por la situación que actualmente pasan todos aquellos que alguna vez le voltearon la cara, o lo derrotaron en las urnas.

López Obrador es algo así como el nuevo “Rey Sol”, todo debe girar a su existencia, él emana calor o manda la noche de la persecución a sus enemigos. Se cambió a un Palacio donde reside, rodeado de viejos triunfos, acariciando la memoria de los ídolos de bronce que sólo revive cuando hay que atacar a los enemigos de la nación. AMLO, así en siglas representa la patria y el estado, si te atreves a criticar su mandato, serás considerado traidor a la patria.

Hay que evitar la reencarnación del Luis XIV, El Rey Sol, quien, con esta visión, se asumió como divinidad en su idea de que… “el Estado soy yo”.  Ese estado que ahora busca venganza contra los gobernadores de la Alianza Federalista, algo así como lo mencionaba al principio; un salinismo que quitaba gobernadores como piezas de ajedrez. La vieja práctica que todos los presidentes han recurrido a la desaparición de poderes, las presiones para forzar dimisiones o la negociación política ante una crisis para conseguir renuncias. Durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, en cuyo período se produjeron las renuncias de los gobernadores que asumieron por la vía electoral en San Luis Potosí, en Chiapas, además hacer presión en la comunidad y con el apoyo total de Cámara de Diputados. Ahora el “Rey sol de Macuspana” busca detener la derrota inminente de su partido en las próximas elecciones. Tiene la mira puesta en el Gobernador tamaulipeco, Cabeza de Vaca. Buscará detener desde el poder central como dijera el Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles: “Nos defenderemos y vamos a defender a cualquier integrante de la Alianza y nos defenderemos todos ante cualquier amenaza o ataque desde el poder central. Vamos a usar todos los instrumentos a nuestro alcance para defendernos de la envestida política que se ordena desde Palacio Nacional.

El ocaso de MORENA está cerca, lo saben y pretenden detener la marcha, porque los ciudadanos cada vez toman consciencia del error en el que cayeron.

El estado no es usted, señor presidente, el estado somos los que votamos, pagamos impuestos y buscamos cómo unir y no destruir al país. Tal como lo hace usted y su partido, que llegaron con hambre de venganza, peor que el coraje destilado por todos los rivales del pugilista tapatío, Canelo Álvarez, que pelea con pelea, saborean el sudor de la lona.