CÁPSULAS SARAPERAS

Sociedad Mutualista Zarco de Artesanos

En esta ocasión te platico de una institución muy Saltillense que tiene de vida más de un siglo y medio, cuyo fin es muestra del gran valor de la solidaridad y compañerismo que tenemos los Saltillenses, ya que su objetivo es la protección de sus propios socios y me refiero a la Sociedad Mutualista Zarco de Artesanos.

El inicio de la hoy decana y benemérita sociedad fue el 1 de enero de 1865, hace 155 años, a propuesta del liberal, historiador, periodista y político Francisco Zarco, quien por cierto cuando vivió en esta hermosa ciudad también fundó el periódico “La Acción”.

Cuando el presidente Juárez llegó a Saltillo, lo hace acompañado de liberales y defensores de la República, entre ellos Guillermo Prieto, Sebastián Lerdo de Tejada y Francisco Zarco, este último en alguna reunión de gabinete realizada en la conocida casa de Santos Rojo, a un costado de la Catedral, realizó una propuesta importantísima que lograría transformar a la sociedad Saltillense, la creación de una sociedad mutualista, institución que se necesitaba de urgencia pues no existía protección social.

Durante la estancia de Don Benito Juárez en Saltillo, en el año de 1864, sus funcionarios vivían en la casa de Santos Rojo, la misma que hacía funciones de Palacio Nacional, cuyos vecinos eran en su mayoría hombres de negocios y artesanos, a quienes Francisco Zarco motivó para la creación de la sociedad mutualista. Casi un año después, el primer día de 1865, se fundó la Sociedad Mutualista Zarco de Artesanos, reconociendo en su nombre al impulsor de dicha idea, así como a sus primeros miembros. Su primer presidente fue Don Esteban García, cuya vivienda fue la primera sede del mutualismo no únicamente en Saltillo sino en México entero. Ya que -déjeme aclararle estimada y estimado Saltillense-, el mutualismo tiene sus orígenes en esta hermosa ciudad, pues Zarco de Artesanos fue la primera sociedad de su tipo en todo México.

La sociedad mutualista Saltillense se fundó con la visión que tenía Francisco Zarco, la cual era el apoyo económico entre sus integrantes para su superación. Ya que por medio del mutualismo es posible lograr fines y objetivos individuales gracias al recurso y esfuerzo de muchos.

Definitivamente la Sociedad Mutualista Decana y Benemérita Zarco de Artesanos de Saltillo, sus fundadores y todos los integrantes que han participado en ella durante estos primeros 155 años, son algo muy de Saltillo y que vale la pena presumir.

 

Artículo anteriorRetirarán campamento de migrantes este lunes
Artículo siguienteLAISSE FAIRE, LAISSE PASSER, LAISSE MOURIR
Es Saltillense*, papá de tres princesas mágicas, Rebeca, Malake y Mariajose. Egresado de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma de Coahuila, en donde es catedrático, es Master en Gestión de la Comunicación Política y Electoral por la Universidad Autónoma de Barcelona, el Claustro Doctoral Iberoamericano le otorgó el Doctorado Honoris Causa. Desde el 2012, a difundido la historia, acontecimientos, anécdotas, lugares y personajes de la hermosa ciudad de Saltillo, por medio de las Cápsulas Saraperas. *El autor afirma que Saltillense es el único gentilicio que debe de escribirse con mayúscula.