Indicios apuntan a nuevo auto robo en la Diócesis de Saltillo

Por segunda ocasión en menos de 15 días desconocidos allanaron la Diócesis de Saltillo. Esta vez fue el canciller quien se percató que algunas oficinas se encontraban abiertas y ‘habían sido revueltas’.

Las investigaciones, al igual que en el primer incidente ocurrido el 10 de diciembre, una vez más apuntan al auto robo, toda vez que trascendió que, en esta ocasión, quien cometió el atraco se llevó los tokens que permiten tener acceso a las cuentas bancarias de la Diócesis.

Como se recordará, el pasado jueves 10 de diciembre EL HERALDO informó sobre un robo de documentos al interior de las oficinas del ecónomo de esta institución religiosa.

Casi una semana después, el obispo Raúl Vera confirmó lo señalado por este medio y ahora se presentó un nuevo allanamiento.

“Un nuevo allanamiento a las oficinas de la Curia Diocesana, que sorprende una vez más a quienes ahí laboran, quienes por otro lado se quedan en paz y ponen su trabajo y sus personas en manos de Dios, aunque también en manos de las autoridades, a quienes corresponde hacer la investigación y que han estado al pendiente de los hechos”, señaló el obispo emérito Raúl Vera en un comunicado.

“Esta mañana (martes) el padre canciller de la Diócesis al llegar a sus oficinas se percató de que algunas oficinas del Obispado estaban abiertas y habían sido revueltas. Se llamó de inmediato a las autoridades y personal de la Fiscalía del Estado de Coahuila acudió al lugar”, agrega el texto.

Vera López indicó desconocer si habían sido robados documentos, herramientas de trabajo u otros objetos.

“Una vez más la Diócesis de Saltillo interpondrá la denuncia respectiva sobre los hechos, entregará los videos necesarios y estará dispuesta para colaborar con cualquier información que se necesite para esclarecer lo sucedido”, indicó el administrador apostólico.

“Estamos esperando que las autoridades llamen a declarar a las personas que pueden colaborar con datos y que el área de Servicios Periciales pueda ofrecer los resultados de su análisis del material recabado”, agregó.

Se dio a conocer que desde este martes algunos empleados de la Curia han tomado su periodo vacacional, por lo que no todos han hecho presencia para observar lo sucedido en sus propias oficinas.

“Estos dos desagradables acontecimientos intimidatorios que se han presentado en diferentes edificios que integran la Curia Diocesana, deberán ser investigados, aclarados y hacer justicia según lo que dicte el Código Penal del Estado”, sentenció Raúl Vera.

De acuerdo con lo declarado por el obispo electo de Saltillo, Hilario Rodríguez, estaría llegando a Saltillo justo en un mes, en medio de estos problemas al interior de la Diócesis que hasta ahora encabeza Raúl Vera. (JOSÉ TORRES | EL HERALDO)