DE BUENA FUENTE

¡Ay Nanita!

Eso de las posibles alianzas electorales entre el PRI y el PAN, no son cosa de Dios, al menos en Coahuila.

Hace apenas unos meses, en la elección a diputados locales, el Partido Acción Nacional quedó como queso gruyere, tras la traición de importantes y reconocidos militantes que le jugaron en contra.

La romántica y persistente campaña del PRI logró enamorar a miembros de la crema y nata del albiazul, que desde adentro dinamitaron la estructura panista hasta dejar en harapos al líder estatal, Chuy de León.

La exitosa estratagema tricolor, ocasionó que Acción Nacional cayera hasta el tercer lugar en sufragios, pues su votación disminuyó a niveles históricos.

Ahora el PRI pretende dar respiración artificial y revivir al partido que con tanto ahínco combatió y que casi hace morir de inanición.

El PAN está hecho pedazos en Coahuila, y de poco le servirá al Revolucionario Institucional en las elecciones a legisladores federales del 2021.

Claro, las siglas aún deben de tener algún valor, ¿pero hay que ver a que costo?

Cosas veredes…

***

Efecto domino

Analistas de las antiguas alianzas políticas entre organismos políticos disímbolos, señalan que, en el supuesto y escabroso caso de una coalición entre el PRI y el PAN por las alcaldías, la máxima de que el pez grande se come al pequeño, es una realidad.

Afirman que en Monclova, por ejemplo, el PAN es invencible, pero el PRI tiene una gran injerencia en las decisiones del actual ayuntamiento local.

Lo anterior permite que el próximo candidato a la presidencia municipal pueda ser un priista, siempre y cuando el actual alcalde panista, Alfredo Paredes, vaya como aspirante a diputado federal, por la alianza.

Semejante jugada, anula al secretario del ayuntamiento, Esteban Martin Blackaller, la candidatura del PAN a la alcaldía, pero permite salvar la dignidad política de Cristi Amezcua, que ya no contenderá por el PRI a la diputación federal en contra del edil actual.

La hipotética coalición puede impulsar al ex alcalde priista, Pablo González, como abanderado del PRIAN, y de ganar, provocará que el grupo paredista pierda el control político y electoral en Monclova, luego de seis años de bateo y corrido.

Otro de los escenarios posibles es que el Grupo Industrial Monclova, negocie con el visto bueno de Alfredo Paredes, la eventual postulación de Lalo Campos, actual titular de Simas, como sucesor del edil panista, lo que evita la llegada de Pablito a la presidencia.

Así de intrincada esta la posible alianza…

***

La pregunta de hoy:
Será verdad que el secretario de gobierno Chema Frausto, al igual que Jericó Abramo Masso, ¿No aceptará una diputación federal como compensación por la alcaldía de Saltillo?.