DE LEGISLADORES Y MINISTROS

 El quince de diciembre, dentro de poco más de una semana, vence la segunda prórroga que dio la Suprema Corte de Justicia de la Nación al Congreso de la Unión para las reformas relacionadas con la regulación al uso del cannabis, ya que se consideró que preceptos anteriores violan el derecho al libre desarrollo de la personalidad de los consumidores.

Como es sabido, ya en noviembre el Senado de la República aprobó la Ley para la Regulación del Cannabis, y reformas al Código Penal Federal y a la Ley General de Salud. El asunto está ahora en manos de la Cámara de Diputados, que en teoría deberá aprobarlo a más tardar el día quince.

Ante lo aprobado en el Senado de la República, además de las manifestaciones de júbilo que se han expresado en diferentes ámbitos, y desde luego el cálculo de quienes esperan verse favorecidos en sus negocios con esta regulación, han surgido advertencias enfocadas principalmente en dos aspectos: el primero, que se están omitiendo disposiciones que obliguen a campañas de difusión sobre los efectos del consumo de la mariguana en la salud de las personas; y el segundo, que la legislación crea las condiciones para nuevos monopolios.

El Centro de Integración Juvenil en Saltillo, a través de su directora Norma Alicia Pérez Reyes, revela que están atendiendo niños que desde los diez años ya tienen problemas de adicciones, y en muchos de los casos es mariguana lo que consumen.

El CIJ plantea la importancia de que se difunda información, tan clara y profusa como la que muchos años después se ha obligado a las tabacaleras a mostrar en cada cajetilla de cigarros.

Especialistas del Tecnológico de Monterrey señalan que la mariguana es considerada la primera droga de entrada, llamada así porque las personas pueden cambiar a otro tipo de sustancias pensando que no va a pasar nada.

Esta misma institución advierte que el consumo de mariguana produce alteraciones respiratorias, como tos crónica y bronquitis; alteraciones cardiovasculares, empeoramiento de síntomas en personas que padecen hipertensión o insuficiencia cardiaca. Además afecta el sistema endócrino, como alteraciones hormonales responsables del sistema reproductor y maduración sexual.

Los ministros de la Corte velan por el libre desarrollo de la personalidad, ¿quién lo hará por la salud de los mexicanos?

En este contexto vale retomar el planteamiento del Centro de Integración Juvenil y tomar con seriedad la urgencia de una campaña informativa, y desde luego la obligación de un etiquetado visible y claro en todos los productos que se vayan a comercializar y que contengan cannabis, pues se ha eliminado la prohibición de producir y vender bebidas y comestibles que lo contengan.

En el tema de la regulación del mercado, analistas han señalado que el Senado en el dictamen que aprobó eliminó previsiones que evitaban la integración vertical, por lo que una misma persona puede obtener más de un tipo de licencia, que las habrá de cinco tipos: cultivo, transformación, comercialización, exportación o importación e investigación.

Esto aunado a las disposiciones para la adquisición de semillas, de acuerdo con analistas, puede fomentar la creación de monopolios, en los que pueden participar las industrias de comida y bebidas chatarra, con un bien conocido comportamiento depredador y abusivo.

Aunque se ha hablado de despenalización, la realidad es que se mantienen figuras delictivas e incluso se establecen nuevas penas, lo que se ha interpretado como un recurso para proteger los intereses económicos de las empresas que tienen la suficiente capacidad para ingresar al mercado legal.

Hay quienes hablan de que estamos ante un escenario peor que el existente, pues el sistema propuesto ni aporta incentivos para eliminar un mercado ilegal, ni contribuirá a la pacificación del país.

Ministros, Senadores y Diputados, ¿de qué se trata?

 

[email protected]