PAPELERÍA EN TRÁMITE

El gobernador Riquelme llega a la mitad de su camino gubernamental. Este lunes dará cuentas a los coahuilenses de su gestión en este último año, uno difícil, marcado por la pandemia. En medio de un convulsionado país, dividido por un autócrata que se ejerce por sí solo y ante sí mismo, como una autoridad suprema. El filósofo francés Auguste Comte, le daba el nombre de “monocracia” a este tipo de gobierno, cuyo significado viene del griego “el poder de uno”. Y así nos ha tenido el Joker de Macuspana, todo resumido a su nombre y voluntad, pero aún existen gobernadores como los aliancistas que regresando a la época de las causas sociales para unir al país contra este tipo de gobiernos. Uno de ellos, el que está mejor posicionado entre los gobernadores de su partido, a tres años también de un cambio de presidente, levanta la mano y dice presente es: Migue Riquelme. El gobernador federalista, quien a mitad del camino se vuelve un presidenciable y que cuenta con una aprobación del 55.4% de los encuestados, sólo por debajo de los mandatarios de Sinaloa (59.3%) Baja California Sur (57.6%) y Querétaro (55.8%). El gobernador ha dicho que a pesar de los embates de la 4ta y sus fieles seguidores, en Coahuila se seguirá invirtiendo en seguridad, salud e infraestructura. Recojo estas palabras que diera en entrevista a mi compadre y amigo Néstor González: Ha sido un año difícil. Un ataque artero de los delincuentes a Villa Unión, una insólita pandemia, y un Gobierno federal que se ha dedicado a ignorar las demandas del Estado”

Cambiando de tercecio pero siguiendo con los aliancista, este fin de semana pasado se inauguró la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, que en conjunto con la de Coahuila, son de las más importantes del país. Al tomar la palabra el federalista Enrique Alfaro, criticó una vez más a López: Cuando los ‘liberales’ que pretenden reconstruir a la nación con guías morales le dicen a la FIL conservadora lo único que hay que hacer es sonreír ante lo ridículo». Pero también durante este mensaje sentenció el futuro que podemos tener como país si nos unimos el próximo año para sacar a MORENA del poder y no permitirles que nos sigan hundiendo.

«Los libros hacen que las mentiras tengan fecha de caducidad, dentro de ellos yacen las ideas que pueden derrumbar el engaño y eso, precisamente eso, enfurece a los totalitarios, a los identitarios, a los fundamentalistas, a los que quieren abrir las heridas de un pasado que nos duele para convertir el odio de las personas en capital político»