A LA BÁSCULA

Los verdaderos afectados 

En un par de desplegados publicados en diarios de la localidad, los Jubilados y Pensionados de la Universidad Autónoma de Coahuila, lanzan un grito desesperado al presidente de la República, al gobernador del Estado, al rector de la UAdeC y a la titular de la Dirección de Pensiones de los Trabajadores de la Educación del Estado de Coahuila, ante el riesgo en que se encuentran de no recibir el pago de sus pensiones y su aguinaldo ante la cercanía del cierre del año.

De acuerdo con los afectados, la partida U081 de la que provenían los recursos para efectuarles esos pagos –que fue aprobada por el Congreso de la Unión en 2002-, a partir de 2018, 2019 y 2020 ha sido retirada o desaparecida, “porque aparece en ceros”, por lo que a durante el periodo mencionado, los jubilados y pensionados tienen “la vida en vilo” cada mes, ante la incertidumbre en el cumplimiento del pago de sus pensiones, y ahora se suma la del aguinaldo.

La desaparición de esta partida es apenas un pequeño botón de muestra de las consecuencias –y quién terminará por pagarlas-, de la desaparición de programas, fideicomisos y partidas decretadas por el Gobierno Federal en muchísimos rubros, con el argumento de que había corrupción en su manejo, sobre lo que hasta este momento no han aportado una sola prueba, y en caso de que existieran, debieron ya haber ido en contra de quienes hayan incurrido en acciones irregulares o ilegales. Después de dos años de gobierno ¿Hay algún detenido, enjuiciado o sentenciado por ese motivo?

Mediante estrictos mecanismos de supervisión y fiscalización, los recursos destinados a esos fideicomisos, programas o partidas, se pudieron –debieron- haberse mantenido para no afectar a los verdaderos beneficiarios, y que hoy son los auténticos y verdaderos afectados.

“El recorte al presupuesto de los Estados, no afecta a los Gobernadores, somos los ciudadanos y en el caso nuestro, los Jubilados y Pensionados quienes como tales, nos vemos perjudicados”, es uno de los mensajes enviado al Gobierno Federal en uno de los desplegados.

Jubilados y Pensionados de la Universidad Autónoma de Coahuila, son apenas un pequeño segmento de los distintos sectores que van a resultar afectados en todo el país por la desaparición de todas estas partidas, como el Fonden, cuya desaparición sorprendió a Tabasco -el estado natal del Presidente-, así como Chiapas, Campeche y el sur de Veracruz como consecuencia de las inundaciones provocadas por las intensas lluvias y, -se dice-, el mal manejo de la situación por parte de dependencias como Conagua y la CFE. El propio presidente admitió que se inundaron ‘zonas pobres’ de Tabasco, para evitar que la capital Villahermosa quedara bajo las aguas, lo que parcialmente de todas maneras sucedió.

Con los daños en el sureste provocados por fenómenos meteorológicos, se pondrá a prueba el esquema mediante el cual el Gobierno Federal apoyará a las víctimas, una vez que se dijo que los Fideicomisos desaparecerían pero que los apoyos seguirían entregándose directamente en manos de quienes deben recibirlos. Debemos suponer que directamente también entregarán a cada corporación policiaca municipal y estatal de todo el país, los uniformes, las patrullas, el armamento, y todo el equipamiento personal y de la corporación, tras la desaparición del Fortaseg y el Subsemum.

También –debemos suponer- que a cada mujer violentada vendrán a atenderla tras la desaparición de los refugios para mujeres violentadas; vendrán a atender a los niños de las mujeres trabajadoras –que cada día son más-, tras la eliminación del presupuesto para las guarderías infantiles, y así sucesivamente para no hablar de cada uno de los 109 fideicomisos que fueron desaparecidos.

El Presidente insiste en que el tema de la controversia constitucional que promueven el grupo de gobernadores agrupados en la llamada ‘Alianza Federalista’ por la desaparición de los fideicomisos, es cuestión electoral, que los gobernadores buscan reflectores por la temporada electoral, pero como dicen los Jubilados y Pensionados, contrario a lo que piensa el inquilino de Palacio Nacional, “El recorte al presupuesto de los Estados, no afecta a los Gobernadores, somos los ciudadanos y en el caso nuestro, los Jubilados y Pensionados quienes como tales, nos vemos perjudicados”.

El recorte a los Estados hace suponer al Presidente, debilita a los Gobernadores y a él lo fortalece en la atracción de los reflectores de cara al año electoral que se viene. Pero en términos reales, diferentes segmentos de la población, desgraciadamente la mayoría de ‘los que menos tienen’, vienen siendo los verdaderos afectados. Aquí como cuando subíamos al camión, ‘el de atrás paga’, y el de mero atrás, desgraciadamente, es el ‘pueblo bueno’ sobre todo los más desprotegidos.

 

laotraplana@gmail.com

 

@JulianParraIba

Artículo anteriorCÁPSULAS SARAPERAS
Artículo siguienteTRAZABILIDAD DEL CONTAGIO
Es director del diario digital La Otra Plana y la revista impresa Metrópolis. En cuatro décadas de ejercicio periodístico ha trabajado en diarios como El Norte de Monterrey, La Opinión-Milenio en Torreón, Esto en la Ciudad de México y a.m. en León, Guanajuato entre otros; ha sido conductor en programas de radio y televisión. Es columnista en varios medios impresos y digitales de Coahuila y Durango.