DE BUENA FUENTE

Productiva fue la visita que realizó el presidente Andrés Manuel López Obrador, el fin de semana a Coahuila.

Tanto al mandatario nacional como al gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís se les notó de buen humor, y con mejor semblante que en otros recorridos presidenciales

El presidente cumplió con sus promesas y programa de trabajo en la región carbonífera y norte, y Riquelme Solís le reiteró su disposición a trabajar de manera coordinada en la mina Pasta de Conchos y en la entrega de carbón a CFE.

Otro tema interesante es que no hubo los contratiempos, ni las protestas, como se esperaba, lo que distendió el ambiente, y favoreció el diálogo.

Todo parece indicar que las cosas mejoraron entre la Federación y el gobierno estatal.

Claro, al menos hasta las elecciones del 2021.

***

Abrazos, no balazos

El cambio de dirigencia en la Unión de Productores de Carbón que ahora dirige Bogar Montemayor, redujo la estridencia y el afán protagónico de sus directivos, aseguran integrantes del organismo comercial.

El joven empresario sabinense parece que entendió que las marchas, los gritos, y los bloqueos de carreteras no llevaron a nada bueno con la Comisión Federal de Electricidad, y ahora subió la bandera blanca de la paz.

Tal vez por esa razón, Bogar es ahora bien recibido en las plantas carboeléctricas de Nava, a donde acude para ver asuntos relativos a la entrega de carbón, y otros beneficios para la Unión.

El único prietito en el arroz, dicen, es su insistencia para que los adheridos a la Asociación se pongan al corriente en sus cuotas mensuales, ya que algunos deben más de 50 mil pesos.

Será?.

***