LOS GRANDES PERDEDORES

Tanto el PAN como Morena fueron los grandes perdedores en las elecciones para diputados locales. De cada diez votos emitidos solo uno favoreció a Acción Nacional y dos al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador. Cuatro fueron para el PRI. El resto se lo dividieron los anulados y los partidos llamados “morralla”.

Y los resultados no se dieron necesariamente por la escasa participación ciudadana. Cuando se preveía una concurrencia en las urnas de hasta el 25 por ciento –aquí estimamos entre un 30 y un 40 por ciento-, los sufragios depositados alcanzaron el 39 por ciento de la lista nominal.

Es que los candidatos y dirigentes del PAN no cumplieron con la encomienda. Los aspirantes a una curul en el Congreso del Estado, sobre todo los que iban por la reelección, aflojaron en sus campañas; dieron por hecho que repetirían en el cargo; supusieron que los electores votarían como hace tres años. Nada más erróneo.

Pero los de Morena estuvieron peor. Empezaron, transcurrieron y terminaron sumamente divididos en lo interno, desde formales impugnaciones que están en proceso, hasta gritos e insultos.

Por lo demás, hay que valorar ese 40 por ciento de participación ciudadana, en el marco de la pandemia y del carácter de “elecciones huérfanas”. Asimismo, la calma en que transcurrió el ejercicio democrático; apenas se pudiera hablar de incidentes muy leves.

Así las cosas, de la actual LXI Legislatura Local con diez diputados del PRI, nueve del PAN, tres de UDC, dos de Morena y uno del PRD, la LXII Legislatura estará integrada por 16 priistas que ganaron igual número de distritos, es decir, todos. Y las restantes nueve curules, integradas por diputados plurinominales se distribuirán de la siguiente manera: cuatro o cinco para Morena, dos o tres para el PAN, uno para la Unidad Democrática Coahuilense y muy difícilmente el Partido Verde alcanzaría una.

Por la escasa votación recibida, pierden el registro los partidos locales PRC, Unidos y Emiliano Zapata. Sin embargo, sus dirigentes, aprovechando las facilidades que da el sistema de partidos en Coahuila y todo el país, seguramente ya empezaron a reunir los requisitos para recuperar el registro con las mismas o bajo otras siglas.