Obtienen saltillenses primeros lugares en competencia ecuestre

Lucía Charles, Rodrigo Sala y Job Colunga ponen en alto el nombre de nuestra ciudad

El pasado fin de semana, de jueves a domingo, se llevó a cabo el Campeonato Estatal Nuevo León de Salto Ecuestre, en el que la saltillense Lucía Charles Mendoza se coronó con el primer lugar en la Categoría Jinetes Debutantes 90 Centímetros, misma en la que los también saltillenses Rodrigo Sala Sánchez se llevó el tercer puesto; mientras que Job Colunga Rodríguez se convirtió en el sub campeón estatal de la Categoría Libre 1.30 metros.

Cabe destacar que los ganadores saltillenses pertenecen al Equipo Ecuestre Almería, cuya sede se ubica en la capital coahuilense. En este sentido, Nadia Mendoza García, miembro del Centro Ecuestre Almería, indicó que estas distinciones aumentan su valor ya que, en sus palabras, este deporte que conjunta la resistencia, flexibilidad, velocidad de caballos y la destreza y técnica de sus jinetes, no es muy practicado en la localidad.

“Estamos muy orgullosos de los chicos porque a pesar de que aquí el deporte no tiene mucha presencia y no hay mucho apoyo, ahí la llevan. Han traído importantes logros en este deporte para la ciudad”, comentó para El Heraldo, Nadia Mendoza García.

“En esta final competimos Coahuila y Nuevo León. Nosotros nos acomodamos a competir dentro de su circuito porque Coahuila aún no tiene. Siempre hemos competido ahí. Casi todos (los competidores) eran del estado de Nuevo León a excepción de nosotros, en la Categoría Debutantes eran alrededor de 40 jinetes y en la Libre eran alrededor de 15 jinetes”, agregó al puntualizar que los premiados cuentan con el aval de la Federación Ecuestre Mexicana.

COMPETENCIA INTERNACIONAL

Después de su desempeño en el Estatal de Nuevo León, los jinetes subirán a su caballos nuevamente, del 4 al 15 de noviembre, para participar en el Concurso Internacional “La Silla” GNP 2020, catalogado como uno de los más relevantes en su rubro, que se efectuará en Monterrey, Nuevo León con la presencia de alrededor de 600 jinetes.

“La competencia de La Silla se compite en el Club Hípico La Silla, propiedad del ingeniero Alfonso Romo; nada más se abre una vez al año para esta competencia. Es una competencia internacional que está supervisada por la Federación Ecuestre Mexicana. Es un mundo de jinetes, vienen de Europa, Holanda, Bélgica, Alemania, Londres, España, Estados Unidos, Sudamérica, Brasil y Argentina”, dijo.

INICIOS DEL DEPORTE

 

La equitación en Saltillo inició hace 30 años con un pequeño hípico administrado por José Luis Bortoni y Miguel Guajardo, ubicado en las inmediaciones de la Hacienda El Mimbre, mismo que se transformó en la sede del Centro Ecuestre Almería hace año y medio, lo que convierte a esta organización en la segunda que ha tomado el estandarte de esta práctica para evitar su desaparición.

“La presencia del deporte ecuestre en Saltillo ya tiene muchos años pero es un deporte que no es muy difundido porque es un poco caro, por así decirlo, por la cuestión de los caballos que se requieren, cuyo costo varía muchísimo. El costo depende de si el caballo es de sangre, de su raza, su linaje y descendencia. Un caballo cuesta desde 5 mil hasta varios millones de pesos”, señaló.

Respecto al cuidado de estos mamíferos, remarcó que demandan de atención constante y periódicas revisiones a cargo de veterinarios expertos en este campo.

“Es un costo alto porque hay caballos deportivos, de alto rendimiento. La infraestructura que hay que tener es cara, el mantenimiento, las instalaciones elevan el costo para la práctica del deporte. Tienen que tener una cancha con una arena especial para que, a la hora que salten, no se lastimen. Tenemos personal que está dedicado a los caballos, ya que no los pueden dejar en sus caballerizas; hay personas que hacen guardias para asegurarse que estén bien”, contó.

 

ESCUELA DE EQUITACIÓN 

Con la finalidad de mantener viva la llama de la equitación y formar a nuevos talentos, Almería ha iniciado con su propia escuela que contribuye a que crezca su popularización.

“Anteriormente se llamaba Escuela Hípica de Saltillo, pero era muy difícil solventar los gastos porque no había mucha difusión del deporte y la afluencia era muy poquita, y la persona que era dueña decidió cerrarla. A partir de febrero o marzo, entró otro muchacho, Cesar Lozano, quien empezó a rescatar lo que quedaba de la escuela. Es parte de nuestro club y se llama Escuela Ecuestre Almería”, compartió.

“Afortunadamente ha sabido moverse super bien y ha conseguido difundir un poco más el deporte a través de redes sociales y está funcionando, al grado de que ahorita la escuela ya tiene lista de espera de gente que está interesada en la práctica del deporte, siendo niños pequeños principalmente”, añadió. (OMAR SOTO / EL HERALDO)