Joe Biden y Donald Trump intercambian insultos en su primer debate

Ohio, Estados Unidos.- No hubo apretón de manos cuando los dos septuagenarios subieron al escenario. Aunque esto se debió a las restricciones por la pandemia de COVID-19, la ausencia del saludo tradicional simbolizó la profunda división en el país en la cuenta regresiva hacia las elecciones del 3 de noviembre. El presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, y el ex vicepresidente demócrata Joe Biden, protagonizaron el martes en Cleveland, Ohio, su primer debate televisado, con un intercambio de insultos e interrupciones.

Expansión señaló que con etiquetas como “títere de la izquierda radical”, “cachorro de Putin”, “ridículo”, “payaso” y “poco inteligente”, los dos candidatos a la presidencia en las elecciones del 3 de noviembre contrastaron sus puntos de vista sobre el COVID-19, la integridad de la elección, la recuperación económica y la Corte Suprema.

Trump llegó al debate a la ofensiva, decidido a recuperar terreno frente a su rival, que lo aventaja desde hace semanas en los sondeos, y defendió su decisión de llenar la vacante que dejó en la Corte Suprema el fallecimiento de la jueza Ruth Baden Ginsburg con una jueza conservadora.

“Nosotros ganamos la elección, las elecciones tienen consecuencias”, dijo Trump en referencia a la indignación de los demócratas frente al nombramiento de Amy Coney Barrett que puede dejar la Corte Suprema en control de los conservadores durante décadas.

Biden dijo que las elecciones están ocurriendo ya, por lo que defendió que sea el ganador de los comicios quien escoja al candidato para ocupar la vacante de la juez progresista Ruth Bader Ginsburg, fallecida el 18 de septiembre.

“No me opongo a la jueza (Amy Coney Barrett). Parece una persona muy buena. Pero ha escrito que piensa que la Ley del Cuidado de Salud Asequible -conocida como Obamacare- es inconstitucional. El presidente dejó en claro que quiere deshacerse de la Ley del Cuidado de Salud Asequible. Ha estado trabajando en eso”, comentó el vicepresidente de Barack Obama.

Después, Trump acusó a Biden de ser “socialista”, pero Biden desestimó sus ataques afirmando que “todo el mundo sabe” que Trump “es un mentiroso”.

Biden afirmó que su contrincante planeaba eliminar los seguros privados de salud en el país porque “su partido quiere irse por la vía socialista”.

“Yo soy el Partido Demócrata, los principios del partido (en estas elecciones) son los que yo aprobé”, respondió tajante el candidato demócrata, que defiende opciones moderadas.

Los ataques del presidente, quien constantemente interrumpió las respuestas de su rival demócrata, incluyeron acusaciones de corrupción contra Hunter Biden, hijo del ex vicepresidente.

“¿Por qué el alcalde de Moscú, su mujer, le dio a su hijo (Hunter) 3.5 millones de dólares? ¿Qué hizo para merecer eso?”, preguntó Trump, candidato republicano a la reelección, ante lo que Biden aseguró que eso es “mentira”.

El mandatario agregó: “No quiere contestar porque sabe que sé la verdad, su postura ha sido completamente mostrada”.

Ante las acusaciones de Trump y sus múltiples interrupciones, Biden respondió: “Bueno, es difícil hablar con este payaso. Discúlpeme”.

Este ataque llegó justo después de que Biden recordara que durante la administración de Donald Trump el déficit comercial con China ha aumentado, aunque el presidente ha iniciado una guerra comercial contra el país asiático.

El mandatario interrumpió constantemente a Biden y lo corrigió varias veces. Incluso el moderador Chris Wallace le pidió que dejara hablar a su oponente ante lo cual Trump increpó al periodista: “Parece que estoy debatiendo contigo, no con él, pero no me sorprende”.

Ya irritado ante las interrupciones Biden le espetó: “¿Te vas a callar, hombre?”, pero Trump siguió con su táctica orientada a desestabilizar a su oponente, que era tartamudo cuando niño y a veces se traba brevemente al hablar.

En otro segmento, Biden dijo que Trump no había tenido las agallas para enfrentar al presidente de Rusia. Vladimir Putin e incluso lo llamó “cachorro de Putin”.

¿Cómo enfrentar al COVID-19?

La pandemia -que ha dejado más de 204,762 muertos en el país- fue uno de los temas más importantes del debate entre los dos candidatos a la presidencia. Biden criticó la gestión de Trump de la crisis y eligió tocar una fibra emocional para motivar a los votantes.

“¿Cuántos de ustedes se levantaron esta mañana y tenían una silla vacía en la cocina porque alguien murió de COVID-19”, planteó el ex vicepresidente de Barack Obama.

El presidente dijo que la gente está muy contenta con su gestión del coronavirus, y dijo que Joe Biden no hubiera hecho un trabajo mejor al suyo enfrente de la pandemia. “Hemos hecho un gran trabajo. Pero te digo, Joe, que nunca podrías haber hecho el trabajo que hemos hecho. No lo tienes en la sangre”, aseguró el presidente.

Impuestos

Trump perdió en los últimos meses su principal activo político: una gestión de la economía que llevó al desempleo a mínimos en décadas, pero que quedó devastada por la pandemia que destruyó millones de puestos de trabajo.

A última hora una bomba cayó sobre los republicanos: las revelaciones del diario The New York Times de que Trump pagó sólo 750 dólares en impuestos federales en 2016, el año que ganó la presidencia.

El artículo indicó también que las empresas de Trump sufren “pérdidas crónicas”, algo que puede resquebrajar su imagen de poderoso hombre de negocios.

Biden respondió este martes publicando documentos que indican que pago casi 300 mil dólares en impuestos el año pasado. “El pueblo estadounidense merece transparencia”, indicó.

Golpes desde antes del debate

Trump y Biden intercambiaron ataques antes del esperado debate de este martes, que marca un momento culmine de la campaña a 35 días de las elecciones.

Antes del esperado encuentro que marca el primero de tres debates, Biden divulgó su última declaración fiscal en un golpe dirigido a Trump, debilitado por un reporte que señala que pagó un magro monto en los impuestos federales.

El debate se vio marcado por la pandemia de COVID-19. A diferencia de otras elecciones, los candidatos solo fueron acompañados por sus familiares y sus equipos de campaña. Todos dieron negativo a la prueba de la enfermedad para poder entrar al recinto.

De acuerdo con el promedio de encuestas de Real Clear Politics, Joe Biden tiene una ventaja de 6.1 puntos sobre Donald Trump y tiene una ventaja en la mayoría de los estrados claves. (EXPANSIÓN)