CAFÉ POLÍTICO

EL GRAN PORFIRIO

Ya ha dirigido dos partidos políticos y va por el tercero. Ese es Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega (nombre oficial) quien ya fue presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI de 1975 a 1976) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD de 1993 a 1996). Ahora va por la dirigencia nacional del Movimiento Regeneración Nacional (Morena). De 87 años, Porfirio es todo un político consumado. Cuántas vivencias abra tenido en el marco del sistema político mexicano que lo hace ser uno de los políticos más completos –y congruentes– de nuestro país. Amigo de dos torreonense como lo fue don Víctor González Avelar (tipazo) y del exalcalde Heriberto Ramos Salas, Muñoz Ledo registró su candidatura acompañado de diputados, senadores y líderes que lo apoyan en sus aspiraciones. “Yo fui presidente del PRI, de aquel PRI de los años setenta, fui presidente de aquel PRD, yo recibí el partido a Cuauhtémoc Cárdenas y se lo entregue a López Obrador”, señaló Porfirio.

 

SE BAJAN BERTHA Y ALFONSO

Sabe Porfirio que la línea –presidencial– favorece a Mario Delgado, el mero wearever de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y líder de la mayoría en la Cámara de Diputados. Por cierto, el miércoles Mario tuvo una comida en donde la mayoría de los senadores de Morena le patentizaron su apoyo. “Propondré destinar el 50 por ciento de los recursos del partido a la vacuna del COVID-19 (…) Para que más mujeres, jóvenes e indígenas estén representadas en el partido, vamos a garantizar la paridad, impulsar el relevo generacional y considerar la deuda histórica con las comunidades indígenas”, dijo. Por su parte Muñoz Ledo, institucional, le entró al toro por los cuernos para darle más sabor y pimienta a esta elección que sin duda ganará Delgado que dicho sea de paso, se quedará con las ganas de gobernar Colima el año que entra. Huelga decir que Porfirio entra a la elección para dignificar la política partidista de Morena que está por los suelos. Ya otros hicieron tantos estropicios, averías y estridencias como la Yeidckol Polevnsky y Alfonso Ramírez Cuellar, que Porfirio enaltecerá la contienda interna. Ahora bien, la que se bajó de la elección fue Bertha Luján. Al ver que todas las preferencias se encaminaban a favor de Mario Delgado, por fin entendió que no era la buena y que no podía ir en contra de la línea. Una vez que ella decidió no participar, su alfil y lacayo Alfonso Ramírez también apechugó y se rajó de sus pretensiones de dirigir el partido hasta después de las elecciones del 6 de junio de 2021. Ambos se bajaron la contienda y fue lo mejor. Otros que han levantado la mano y que ya se registraron fueron Gibrán Ramírez, Secretario General de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS), que es un auténtico aplaudidor (foca) de la 4T y de López Obrador en programas de televisión en cuanto ha participado. Lo que quiere Gibrán (sabe que no tiene ninguna posibilidad el muchachito) es ganar reflectores y hacer curriculum.

 

TOÑO ATTOLINI, “YO SOY 132”

Otros que se registraron en las oficinas centrales del Instituto Nacional Electoral (INE) fueron Alejandro Rojas Díaz Durán (quien fue el brazo ejecutor de Mario Delgado para golpear políticamente a Bertha y Alfonso), quien con sus declaraciones le hizo ver bien y ganar adeptos. Alejandro es senador suplente de Ricardo Monreal, quien es presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado de la República. El asunto es que Mario, Alejandro y Ricardo les metieron el pie para que Bertha y Alfonso no pasaran más allá, y lo lograron. También se registró Yeidckol Polevnsky, quien va de relleno porque nadie le perdona en donde quedaron los mil 300 millones de pesos para comprar edificios para el partido. Yeidckol se presume, hizo mal manejo de esos recursos y es hora de cobrárselos. Por último Mario Delgado se registró y ya toda la cargada, desde la semana pasada, se inclinó a favor de su candidatura. Por cierto, al igual que Citlalli Hernández, el “lagunero” (no es de Torreón, o al menos su carácter no se parece al nuestro) Antonio Attolini vocero del “Yo Soy 132”, también se registró como candidato a ocupar la secretaría general del partido. Cabe destacar que las candidaturas no van por planillas. Es decir, de manera independiente se van a elegir al presidente y al secretario. Y como son bastantes los que se registraron (51 para presidente y 54 para secretarios generales), las listas se van ir depurando hasta llegar al máximo de seis candidatos.

 

“COMO LAGUNERO QUE SOY… ¡YO USO CUBREBOCAS!”

A buena hora nació en Gómez Palacio un movimiento con el fin de concientizar a la gente al uso del cubrebocas. Este movimiento está constituido por el abogado Juan Carlos Baca; el comunicador Marco García; el transportista Jesús Hurtado; el representante de artistas José Guadalupe; y el titular del Sanatorio San José, Juan Ávalos Méndez. Todos ellos están sumando esfuerzos de amigos y público en general a través del movimiento “Como Lagunero que Soy… ¡Yo Uso Cubrebocas!” que tiene como fin concientizar a la gente de que a raíz de que ya se están normalizando las actividades, no se genere esa confianza de salir a la calle sin protección alguna. Es decir, que se sigan observando las medidas de usar cubrebocas, sana distancia y lavado constante de manos. Este movimiento tiene dos vertientes: la primera es que van a estar subiendo a las redes sociales videos de ídolos de la Comarca Lagunera. Ellos invitarán a la gente a que sigan usando los protocolos. Y segundo: se van a realizar campañas y brigadas para regalar cubrebocas a todas aquellas personas que lo necesiten y requieran. Cabe destacar que, según Juan Ávalos, se pronostica una nueva oleada de COVID-19 para este invierno. “No hay que bajar la guardia; no hay hacer confianza; hay que salir, pero seguir cubriéndose, protegiéndose”. Este programa es plausible ya que es un gran esfuerzo ciudadano que se va a llevar a cabo de este mes de septiembre a diciembre. Por lo que todos debemos apoyarlo al 100. Enhorabuena

 

MEJÍA BERDEJA Y LA PRESA LA BOQUILLA

El torreonense Ricardo Mejía Berdeja (Subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, SSPC) se les fue a la yugular y culpó a exgobernadores, alcaldes y líderes de Chihuahua, por andar agitando he incitar a la violencia referente al tema de la presa La Boquilla. Incluso también metió a la bolsa al senador del PAN Gustavo Madero cuando éste se deslindó al decir que; “el agua concesionada es de los agricultores que tienen derechos adquiridos para sembrar sus superficies de riego, y éste es el primer gobierno que abre las presas, utiliza el agua concesionada para pagar el Tratado Internacional de Aguas. El agua concesionada tiene dueño, tiene derechos, está concesionada, es como si se metieran a tu casa para sacar tu alcancía para pagar la deuda al gobierno de Estados Unidos, es un atropello”. El asunto es que el gobierno de la república  –la 4T– ha querido hacer ver y saber que este movimiento es político, cuando realmente ha aglutinado a todas las fuerzas chihuahuenses (por supuesto que hay también políticos), ya que lo que vienen defendiendo es que se logre el ciclo agrícola 2021. Y quitarles el agua a los agricultores para pagar a los yanquis patas de bolillo, es condenarlos a perder sus cosechas y productos, lo que es un crimen.  Por ello es lógico y entendible que los campesinos defiendan el vital líquido.

 

SOBREPOLITIZACIÓN DEL TEMA

Por su parte Mejía Berdeja manifestó que: “se ha trabajado desde el Gabinete y advertimos una sobrepolitización del tema detrás de estas protestas que tiene una explicación muy clara, como lo dijo el presidente hoy, hay huachicoleo del agua, se ha aprovechado este recurso para tenerlo no como si fuera propiedad de la nación, para el uso agrícola, sino como la propiedad de un conjunto de políticos, de gente que ha medrado ilegalmente con el uso patrimonialista del agua. Y hoy cuando México tiene que cumplir con una obligación de carácter internacional se han dedicado a agitar, exacerbar los ánimos, a causar violencia y tomar el control temporal de instalaciones estratégicas para la nación”. Seguramente el caso se va a polarizar aún más por lo que se requiere que la presidencia de la república, la CONAGUA y la SSPC se sensibilicen y opten por tomar la mejor decisión para calmar los ánimos. Estaremos al pendiente.

 

LÓPEZ GATELL FUE REBASADO

Ante el “escenarios catastrófico” de haber rebasado las 60 mil muertes por el Coronavirus COVID-19 –van cerca de 70 mil fallecidos–, un grupo de cinco exsecretarios de Salud se reunieron antier para apoyar al gobierno de AMLO en el combate a esta pandemia. Julio Frenk, Salomón Chertorivski, José Ángel Córdova Villalobos, Mercedes Juan y José Narro Robles presentaron catorce propuestas para terminar con el COVID-19 en dos meses. Ante la incapacidad de Hugo López-Gatell de hacerle frente a la crisis sanitaria (nos mintió a todos los mexicanos; y hasta a los “gansitos”, “pingüinos” y “chocorroles” les echó la culpa de las muertes), los exfuncionarios señalaron que: “ha habido falta de rectoría por parte del gobierno federal y de descoordinación con los estados. No se aumentaron el número de pruebas y se siguió negando la recomendación de usar el cubrebocas, para convertirlo en una solicitud nacional de uso obligatorio”. “La desprotección al personal médico, es imperdonable”. Julio Frenk, exsecretario de Salud durante el gobierno de Vicente Fox y creador del Seguro Popular, aseguró que la culpa de todo el mal manejo de la crisis la tiene “ese engendro llamado el Insabi”, institución que sustituyó precisamente al Seguro Popular. Además, señaló que México vive una normalización de la catástrofe originada por Covid-19 y “una anestesia colectiva ante la magnitud de las pérdidas, así como una indiferencia delante de la falla brutal de liderazgo político”.

 

14 PROPUESTAS

¿Cuáles son las 14 propuestas? Para terminar con la epidemia en ocho semanas y “ahorrarse” 27 mil muertos, se tiene que hacer parte de lo siguiente: cobrar conciencia en la población que la pandemia será larga; tomar la ofensiva hacia una epidemiología de precisión y encontrar al virus. Plantear una nueva política de comunicación; la creación de una base de datos nacional para el seguimiento y rastreo de casos y contactos; además hay que llevar un control del número de fallecimientos. Incluso deben de practicarse pruebas masivas (127 mil pruebas semanales). Mejorar sustancialmente y unificar la atención a los enfermos; llevar a cabo una mayor disciplina social toda vez que una parte importante recae en la gente, por lo que hay que insistir en las medidas de protección; y celebrar un plan de coordinación nacional entre la federación y los estados. Otra propuesta es desarrollar una política económica para quedarse en casa, que incluya un ingreso mínimo vital (dinero) para los que se les pida confinamientos adicionales. Ojalá y que el Preciso López Obrador tome en cuenta la experiencia y capacidad de estos 5 exsecretarios de Salud que lo único que desean es que la pandemia sea tratada con profesionalismo y seriedad. ¿Será mucho pedir?

 

NO LE HAGAN CASO A SERGIO

De qué sirve que Sergio Lara (cobra como secretario del Ayuntamiento de Torreón) diga que la ciudadanía presente quejas contra agentes de Seguridad Pública y agentes de Tránsito y Vialidad. Carajo; de lengua me como un plato. Nombre, que no se haga este chapucero funcionario si él es el principal promotor de malos elementos en las corporaciones policiales y de Vialidad. Mire Usted; si realmente el gobierno municipal quisiera cambiar la imagen de esas oficinas municipales, desde cuando hubieran tomado medidas disciplinarias en contra de malos elementos. Pero no, ellos (los jefes y demás funcionarios) son sus principales promotores para que sigan cometiendo toda laya de arbitrariedades, abusos e injusticias contra un pueblo afrentado, indefenso y ultrajado hasta la ignominia. El caso es recaudar dinero lo más que se pueda. Ese es el quid de esta administración. Un gobierno municipal eminentemente recaudatorio. Es mucho el daño que han hecho, sobre todos los agentes de Tránsito y Vialidad, a los conductores automovilistas. Sobre todo a las mujeres porque las ven indefensas. ¡Cobardes!