Kike Conejo visita a Don Jesús Díaz “el Sarapero de las Tortas”   

                                                                                                                            

Don Jesús Díaz Rodríguez de 99 años ha vendido tortas afuera del estadio Madero durante 50 años

Don Jesús “El Sarapero” Díaz Rodríguez ha vendido tortas afuera del estadio Madero durante 50 años de existencia del club en la Liga Mexicana de Béisbol, a pesar de la pandemia espera en el año 2021 celebrar las 5 décadas del club y sobre todo sus 100 años de vida.

Hasta la calle Tenochtitlán número 1572 de la Colonia Anáhuac, al poniente de la capital, se trasladó Kike Conejo, la mascota de Saraperos de Saltillo, para hacer una visita sorpresa a este famoso personaje, como parte de la labor social de la organización saltillense a personajes emblemáticos del béisbol de la ciudad.

Nacido en Allende, Coahuila en 1921, ante la falta de estudios trabajó en Estados Unidos en la pizca de toronja y algodón, pero radicando en Saltillo desde hace ya muchos años en que llegó para trabajar en Zincamex, empresa creada en los años cincuenta.

Don Jesús Díaz tiene 99 años, está casado con doña Virginia Rodríguez Martínez, quien cumplió 89 años, procrearon 7 hijos quienes han hecho crecer su familia para darles 23 nietos y 18 bisnietos.

“Estoy muy sorprendido por la visita de Kike Conejo, la mascota de mis Saraperos, me acuerdo muy bien que en una ocasión le presté mi moto para que entrara al campo, tengo muy bonitos recuerdos de mi equipo, mi viejita siempre me acompañaba a vender al estadio, que lástima que ese mal que anda suelto nos haya impedido tener béisbol”, platicó el “Sarapero de las Tortas”.

Don Jesús Díaz Rodríguez lleva toda una vida entregada al deporte, a calmar el hambre de los deportistas y aficionados, pues no sólo cumplía 50 años de vender tortas y refrescos a las afueras del Madero, sino que también recorría toda la ciudad para visitar los campos de beisbol de la Aurora, Pemex, San Agustín, Ramón Mendoza y La Salle, por mencionar algunos.

Los fines de semana se dedicaba a recorrer desde muy temprano, montado en su moto para visitar cada campo de pelota, donde “El Sarapero” era esperado por aficionados y jugadores, comenzó vendiendo cocteles de fruta, pero la gente le pedía más tortas y prefirió satisfacer a sus clientes con esta comida que tanta fama le dio en el rey de los deportes.

“Tengo muchos recuerdos de jugadores, aunque a veces mi memoria me traiciona, me acuerdo desde que existía el equipo Club 45, desde entonces antes de mis Saraperos, donde jugaba el famoso –Carretas- Pérez, que después fue coach del equipo, también me acuerdo de los primeros años, de Lupe Chávez, Juan Navarrete, Harold King, espero que con el favor de Dios me permita seguir viviendo, para regresar al Estadio Madero a vender mis tortas y sobre todo para celebrar mi 100 años de vida”, platicó este personaje emblemático. (EL HERALDO)