Mentiras y rumores sobre China están destinados a ser desmentidos por los hechos: Canciller chino

El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi (i), pronuncia un discurso en el Instituto Francés de Relaciones Internacionales en París, Francia, el 30 de agosto de 2020. (Xinhua/Gao Jing)

Pasís.- Las mentiras y rumores sobre la respuesta de China al cambio climático o sobre sus políticas en Xinjiang y Hong Kong están destinados a ser desmentidos por los hechos, dijo el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, de visita en Francia, durante un discurso pronunciado en el Instituto Francés de Relaciones Internacionales en París.

Wang hizo las declaraciones el domingo en respuesta a una pregunta de un miembro del Parlamento Europeo, quien afirmó que los hechos y las palabras de China no son consistentes en relación con el cambio climático y que las políticas de China en Xinjiang y Hong Kong no concuerdan con los valores de la Unión Europea.

“CHINA HACE LO QUE DICE”

En relación con el cambio climático, dijo Wang, “no sólo somos claros, sino también decididos en nuestras acciones”.

“En primer lugar, a pesar de la presión procedente de diferentes partes, nos mantuvimos firmemente al lado de Francia y facilitamos la firma del histórico Acuerdo de París”, dijo.

“Segundo, China alcanzó el objetivo de 2020 de reducción de emisiones dos años antes de lo programado”.

La proporción de energía no fósil en el consumo total de energía de China se ha elevado a cerca de 15 por ciento; la capacidad instalada de energía renovable representó 30 por ciento del total mundial, lo que constituye el 44 por ciento del aumento global, explicó Wang.

Es más, dijo, más de la mitad de los vehículos impulsados por nuevas energías en el mundo circulan actualmente por las avenidas chinas, y una cuarta parte de las zonas del mundo recién reforestadas desde el 2000 se encuentran en China.

“Tercero, no nos detuvimos ahí”, agregó Wang. “China está elaborando nuevos planes con objetivos a largo plazo basados en las nuevas necesidades ecológicas del país”.

“Estos hechos y cifras demuestran que China hace lo que dice. También es un hecho que la calidad del aire en Beijing esta mejorando cada vez más”, dijo.

“LA GENTE EN HONG KONG SE SIENTE MÁS SEGURA”

Con respecto a la situación en Hong Kong, Wang dijo que “este es un asunto interno de China y ningún país tiene derecho a interferir. Nosotros nunca discutimos los asuntos internos de otros países porque creemos que todos los Gobiernos manejarán bien sus propios asuntos y cumplirán con sus debidas responsabilidades”.

Wang explicó que la ley sobre la salvaguarda de la seguridad nacional en Hong Kong fue promulgada para llenar un vacío importante en el sistema legal de Hong Kong y ha contribuido a hacer de Hong Kong un sitio más seguro y más estable.

“Desde la segunda mitad del año pasado, el mundo vio caos en Hong Kong: su Consejo Legislativo destrozado, el metro paralizado, gente inocente herida, y un legislador apuñalado en un acto terrorista. Si el caos continúa, Hong Kong no tendrá ningún futuro y la política de ‘un país con dos sistemas’ difícilmente podrá sostenerse”, dijo Wang.

“Todos los países, incluyendo a Francia, deben tener leyes para salvaguardar la seguridad nacional. Y esta es la autoridad del Gobierno central. Uno no puede simplemente permanecer indiferente y ver continuar este caos”, dijo.

Después de que la Asamblea Popular Nacional, el máximo órgano legislativo de China, decidió llenar este importante vacío en el sistema legal de Hong Kong, cerca de tres millones de ciudadanos de Hong Kong dieron su firma a manera de apoyo. Y desde que se implementó la ley de seguridad nacional en Hong Kong, cerca del 80 por ciento de los hongkoneses consideran que la ciudad se está volviendo más segura y más estable, agregó Wang.

Además, el capítulo uno de la ley de seguridad nacional para Hong Kong establece claramente su objetivo de “garantizar la implementación decidida, plena y fiel de la política de ‘un país con dos sistemas'”, señaló Wang.

Wang señaló que la ley de seguridad nacional para Hong Kong también establece claramente que los derechos humanos serán respetados y protegidos al salvaguardar la seguridad nacional en Hong Kong, incluyendo los derechos y libertades de los cuales los residentes de Hong Kong gozan de conformidad con la Ley Básica de la RAEHK y las disposiciones del Pacto Internacional sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales aplicados a Hong Kong.

Por lo tanto, la promulgación e implementación de la ley de seguridad nacional para Hong Kong no sólo salvaguardará los derechos y libertades básicos de los residentes de Hong Kong, sino que también asegurará la implementación de ‘un país con dos sistemas’ de manera más estable y sostenible, dijo Wang.

Al mismo tiempo, todos los extranjeros y compañías extranjeras en Hong Kong gozarán de una protección legal plena, añadió.

“VENGAN A VISITAR XINJIANG”

En cuanto a Xinjiang, una de las regiones autónomas de China colindante con Afganistán, solía ser un canal para que fuerzas terroristas internacionales penetraran a China, dijo Wang.

A través de los años, Xinjiang fue asolada por varios miles de ataques terroristas violentos que causaron cientos de víctimas entre gente inocente, incluyendo a los residentes uigures, dijo.

“Desde luego, el Gobierno chino debe asumir la responsabilidad de proteger la vida de las personas y combatir con decisión el terrorismo. Por otra parte, hemos tomado medidas preventivas en el combate al terrorismo y hemos logrado la desradicalización a través de la educación”, dijo Wang.

Hay prácticas similares en Francia y Estados Unidos como en los centros de desradicalización y los sistemas de corrección comunitaria, dijo Wang, quien añadió que las medidas tomadas por el Gobierno chino están respondiendo al llamado de Naciones Unidas.

Los derechos humanos de quienes participan en el aprendizaje y capacitación han sido protegidos plenamente y todos los participantes se han graduado y han adquirido habilidades profesionales. Han encontrado empleo y llevan una vida normal, indicó Wang.

En los últimos tres años ni un solo ataque terrorista ha ocurrido en Xinjiang, pues la región es pacífica y las personas viven y trabajan ahí en armonía, dijo.

Wang también señaló que en los últimos 40 años, la población uigur de Xinjiang ha amentado más de dos veces para pasar de 5.5 a 11 millones y señaló que hay 24 mil mezquitas en Xinjiang, una por cada 530 musulmanes, una tasa superior a la de muchos países musulmanes.

En los últimos años, más de mil personas de más de 90 países y regiones han visitado Xinjiang. Son de diferentes países y tienen distintos puntos de vista políticos, pero todos concuerdan en que lo que han visto en Xinjiang es completamente diferente de lo que habían escuchado antes, dijo Wang.

            “LAS MENTIRAS Y LOS RUMORES ESTAN DESTINADOS A SER DESMENTIDOS POR LOS HECHOS”

De acuerdo con el ministro chino, los rumores y mentiras sobre China proceden de un pequeño grupo de personas que están decididas a calumniar a China.

Estas personas “consideran que mientras más sensacionalistas sean las noticias que propagan, más atención y simpatía recibirán, o incluso financiamiento. De modo que las mentiras se hacen más y más grandes, pero se alejan cada vez más de la verdad”, dijo Wang.

“Las mentiras y los rumores, sin importar cuántas veces se repitan, están destinados a ser finalmente desmentidos por los hechos”, añadió.

Wang también citó encuestas realizadas en China por encuestadores internacionales como la Universidad de Harvard y el Pew Research Center en los últimos años, las cuales han encontrado que el nivel de apoyo del pueblo chino al Partido gobernante y al Gobierno chino siempre ha sido la más alta del mundo, con un promedio de más de 90 por ciento, lo que supera por mucho a las de otros países del mundo.

“Si no ha sido eficaz para proteger y promover los derechos humanos de las personas, ¿cómo puede seguir disfrutando del apoyo del pueblo’ “, preguntó.

“China es hoy el sitio del mundo que más rápido cambia. Ha logrado enormes avances y seguramente dará paso a un nuevo y mayor progreso en el futuro”, aseguró Wang, quien añadió que: “damos la bienvenida a todos para que vayan a China para que vean por sí mismos los avances y los cambios”. (XINHUA)