La pandemia de COVID-19 generó una crisis de salud mental sin precedentes: OPS

 (Xinhua/Str) (rtg) (vf) (dp) 

Washington.- Depresión, ansiedad, estrés: la pandemia de COVID-19 causó una “crisis de salud mental” sin precedentes en todo el continente americano, advirtió este martes la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“La pandemia de COVID-19 ha provocado una crisis de salud mental en nuestra región a una escala que nunca antes habíamos visto”, dijo en una conferencia de prensa la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Expansión publicó que según las encuestas, en Estados Unidos, Brasil y México, los tres países americanos más afectados por el coronavirus, aproximadamente la mitad de los adultos están estresados debido a la pandemia. Esto ha incrementado el consumo de drogas y alcohol, lo cual “puede exacerbar los problemas de salud mental”, advirtió Etienne.

Los confinamientos, que en algunos países del continente ya han cumplido cinco meses, llevaron a un “alza de la violencia doméstica”, alertó también la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las medidas para frenar los contagios, sumadas a los impactos sociales y económicos del virus, “están aumentando los riesgos de violencia doméstica: el hogar no es un lugar seguro para muchos”, dijo Etienne.

La directora de la OPS dijo que los llamados a las líneas de emergencia por violencia doméstica aumentaron en Argentina, Colombia y México.

Por otra parte, debido a la interrupción de ciertos servicios de apoyo y el aislamiento de las víctimas, “es probable que se subestime el alcance real de la violencia doméstica durante la COVID-19”, apuntó.

Etienne dijo que las “necesidades crecientes” de atención de la salud mental y los “recursos reducidos para abordarlas” crean una “tormenta perfecta” en muchos países.

“Es urgente que el apoyo a la salud mental se considere un componente fundamental de la respuesta a la pandemia”, pidió.

Los casos de coronavirus en América llegaron a casi 11.5 millones y la región registra más de 400 mil muertes como resultado de la pandemia, dijo la directora de la OPS.

En una conferencia virtual desde Washington con otros altos directivos del organismo regional, Etienne dijo que América continúa siendo una de las áreas del mundo más impactadas por la enfermedad, al reportar oficialmente el 64% de los fallecimientos globales.

América acoge al 13% de la población mundial. Actualmente, los principales focos del COVID-19 a nivel global son Estados Unidos y Brasil, dijo Etienne.

Se ha observado “una tendencia creciente” en zonas hasta ahora estables durante varias semanas, como el Caribe. Entre los países que han reportado nuevas infecciones destacó a República Dominicana, Jamaica, Bahamas y Trinidad y Tobago, pero también a Perú. (CON INFORMACIÓN DE EXPANSIÓN AFP Y REUTERS)