Estamos pagando justos por pecadores, señala asociación de bares del Centro Histórico

Por disposición del Subcomité Técnico Regional Covid-19 Sureste, tras denuncias ciudadanas referentes a que en algunos locales predominó la venta de bebidas alcohólicas, música fuera de lo estipulado, cupo mayor al autorizado y bailes, a partir de este sábado los establecimientos con licencia de restaurant-bar concluirán servicio a las 11:00 de la noche, mientras que en domingo permanecerán cerrados, dinámica que −según Jesús Leal Gutiérrez, presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes del Centro Histórico− afectará significativamente los ingresos de establecimientos con este giro, cuyo aforo se mantiene al 50 por ciento de su capacidad, por lo que esta organización presentó −en fechas recientes− una propuesta al comisionado de Seguridad y Protección Ciudadana, Federico Fernández Montañez, para ser entregada a dicho Subcomité, que consiste en restar tres horas de su horario los lunes, martes y miércoles, para operar con normalidad los fines de semana, bajo las medidas sanitarias indispensables para evitar el contagios de Covid-19 entre colaboradores y clientes.

“Esta decisión que se toma viene a agravar la situación. Esos dos días representan cerca del 45 por ciento de nuestros ingresos y esto vendría a mermar o poner en peligro el operar los establecimientos. Reconocemos que algunos de nuestros colegas no han cumplido a cabalidad el reglamento, sentimos que los que sí lo hemos hecho estamos pagando ´justos por pecadores´, se generalizó. Sí estamos muy preocupados, sí estamos en una situación muy complicada”, comentó para El Heraldo, Jesús Leal Gutiérrez.

“Sábado se trabajaría  hasta las 11:00, pero recordemos que no es hasta esa hora, porque nosotros necesitamos un período determinado para desalojo de clientes y empleados, lo que quiere decir que desde las 10:00 de la noche estaríamos condenados a no poder vender. Las horas estratégicas para un negocio de nuestro tipo, son de 10:00 de la noche a 1:30 de la mañana”, agregó.  

Asimismo, señaló que dicha moción incluye el compromiso de los 28 establecimientos que integran este gremio, de generar campañas audiovisuales para informar a sus visitantes sobre la importancia de protegerse contra esta enfermedad infecciosa y cómo hacerlo, además de obsequiarles gel antibacterial y cubrebocas, apoyando a los esfuerzos de las autoridades por reducir el índice de contagios entre la población.

“Aún cuando sabemos que estamos canjeando más horas por menos horas, estamos dispuestos a que se lleve a cabo puesto que esto lastimaría menos la industria de alimentos y bebidas en el Centro Histórico. Si hacemos una campaña dentro de nuestros establecimientos, en conjunto es más importante que solamente cerrar tres horas el sábado”, dijo. 

“Reconocemos que el problema de salud es grave pero pensamos que hay otras formas de atacar el frente. Tenemos la disposición de trabajar, estamos siendo responsables de la situación y lo único que estamos solicitando al Subcomité es que revalore la decisión que se tomó porque si no lo hace sería la diferencia entre abrir o ya no hacerlo”, añadió. (OMAR SOTO / FOTO: CORTESÍA)