Empezó por perder el olfato, luego descubrió que tenía Covid-19

Marisela Correa venció al coronavirus

El 11 de junio, Marisela Correa López, de 36 años, recibió una noticia que cambiaría temporalmente la habitualidad de su vida, fue diagnosticada con Covid-19 tras someterse a la prueba de detección, ya que días antes se percató de que comenzaba a perder el olfato, uno de los síntomas de esta enfermedad.

Tras el resultado, y bajo recomendación médica al no presentar complicaciones mayores, optó por aislarse en una habitación de su hogar y evitar −en mayor medida− el contacto y cercanía con sus padres y sus dos hijos.

“Me la pasé en mi casa. Estuve en una habitación aislada, mis hijos estaban en el domicilio, pero yo estaba completamente aislada. Estuve un mes cuatro días en tratamiento, era difícil no poder acercarme, hablaba con ellos a través del teléfono. Los primeros 14 días tuve falta de respiración, no llegué a un hospital gracias a Dios, pero fueron días que batallé para respirar. En las noches me daba miedo dormir, pensaba ‘¿Y si no despierto?’”, compartió con El Heraldo, Marisela Correa López.

La mañana de este jueves, por conducto de la Secretaría de Salud de Coahuila, Marisela recibió una constancia que avala su alta total y en la que se señala que “ha cumplido con los días de aislamiento y su recuperación ha sido adecuada, por lo que puede regresar a sus actividades laborales sin riesgo de contagios”, lo que para ella significa una nueva oportunidad para retomar la convivencia familiar y su trabajo como dentista.

“Hubo días que me sentía muy mal y pensaba que caería en un hospital; me daba miedo no vencer al Covid. Me siento muy bien porque ya puedo volver a trabajar y atender a mis pacientes. Agradezco a todos, a mi enfermera y a mi familia que estuvieron al pendiente de mí”, mencionó.

Por último, pidió a la ciudadanía en general que respete las medidas sanitarias indispensables para evitar que el número de contagios de este virus vaya en aumento a causa del escepticismo y la desinformación.

“Que se cuiden porque la verdad sí está complicado. Por mi edad pude salir de ésta, pero hay muchas personas que ni siquiera saben que tienen la enfermedad”, concluyó. (OMAR SOTO)