Por primera vez, trasladan al Santo Cristo a altar de Catedral sin presencia de feligresía 

La mañana de este lunes, el descenso, traslado y ascenso de la imagen del Santo Cristo –de su capilla, al altar principal de la Catedral de Santiago– se efectuó por primera vez sin la presencia de feligreses, a raíz de la contingencia sanitaria por Covid-19, lo que representó el inicio del novenario en su honor que –al igual que este acto– será transmitido por la página de Facebook y canal de YouTube de la Diócesis de Saltillo, bajo el lema “La Tierra es Nuestra Casa Común”, “Todos Vamos en la Misma Barca”.

La ceremonia religiosa fue presidida por el obispo Raúl Vera López, quien invitó a la comunidad católica a celebrar, desde la distancia, uno de los acontecimientos más emblemáticos para la Iglesia local. Asimismo, llamó a no contribuir con el alza de contagios de esta enfermedad infecciosa, respetando las medidas sanitarias de prevención pertinentes.

“Este año tenemos una celebración extraordinaria del novenario del Santo Cristo de la Capilla (…). La pandemia no se ha ido, la pandemia sigue generando contagios, esto no los dicen los expertos de la Secretaría de Salud que dan una información muy precisa cada sobre lo que está pasando. En esta región del país tenemos todavía una gran cantidad de contagios. No solamente sería una imprudencia sino una falta de misericordia, por no decir algo más fuerte, el propiciar por la acumulación de personas un contagio masivo”, mencionó el obispo Raúl Vera López.

Previo a la colocación del Santo Cristo en el altar de Catedral, Vera López realizó una oración especial para pedir por el cese del Covid-19 en México y por la generación de un tratamiento que permita combatirlo para evitar mayores contagios y decesos.

“Nos presentamos ante ti, Santo Cristo de la Capilla, en este tiempo de angustia, dolor y sufrimiento, pues debes saber de tantas personas contagiadas y enfermas gravemente de Covid. Fortalece y protege a quienes sufren por el contagio (…). Aviva nuestra conciencia y acrecienta nuestra indignación para superar el egoísmo y la apatía. Protege a los médicos, a las enfermeras y a todo el personal sanitario que en este tiempo de crisis han estado arriesgando sus vidas atendiendo a tantos enfermos, llénalos de paz y fortaleza”, dijo el religioso, quien fue asistido por el obispo emérito Francisco Villalobos.

CEREMONIAS Y EVENTOS

Continuando con las festividades, diariamente se efectuarán misas a las 5:30 de la mañana, oficiadas por el obispo Vera y transmitidas en las redes sociales de la Diócesis de Saltillo; mientras que a las 8:30 de la mañana el padre Fernando Liñán Treviño –predicador del novenario– presidirá la eucaristía.

A las 12:30 del mediodía, la misa será encabezada por el obispo emérito Francisco Villalobos y a las 6:00 de la tarde por diferentes sacerdotes. Todos los días a las 5:00 de la tarde se rezará el Santo Rosario.

Asimismo, el día 6 de agosto –fecha de la tradicional fiesta del Santo Cristo– se realizarán misas a las 5:00, 8:00 y 10:00 de la mañana, 12:00 del mediodía y en la tarde a las 6:00 y 7:00.

Diariamente, a las 9:40 de la mañana, el padre Fernando Liñán hará una reflexión diaria en vivo; a las 4:00 de la tarde se dedicará un segmento a los niños; a las 7:00 de la tarde unas cápsulas de activación física y a las 8:00 de la noche cápsulas de video sobre temas relacionados con el Santo Cristo.

También se llevará a cabo el Festival de la Canción, Serenata y Mañanitas, eventos cuya fecha y hora se difundirán con anticipación por la Diócesis de Saltillo, desde sus redes sociales. (OMAR SOTO)