Vinculan a proceso a ex pitcher de los Saraperos; seguirá en el penal

 Por los delitos de feminicidio y violación impropia cometidos presuntamente contra su hijastra de un año de edad

Este lunes, en audiencia presidida por la juez Lilia Verónica Sánchez Castillo se vinculó a proceso al ex pitcher de los Saraperos, Sergio “N”, por los delitos de feminicidio y violación impropia, presuntamente cometidos en contra de su hijastra, Inés “N”, de año y 10 meses, por lo que permanecerá en prisión preventiva oficiosa, mientras que el plazo de investigación será de 2 meses, iniciando a partir del 3 de agosto.

Cabe destacar que en dicha audiencia, el abuelo de la fallecida, José Armando “N”, declaró que su hija habría sufrido de golpes y tortura por parte de al menos cuatro elementos, de sexo femenino, de la Fiscalía General del Estado, lo que fue apoyado por la propia fémina, identificada como Liliana “N” –quien según su padre se mantiene escondida por su seguridad–, a través de un video reproducido en la audiencia, al asegurar que durante su estadía en las oficinas de dicha organización le colocaron en la cabeza al menos tres bolsas con salsa picante y alcohol, además de que le propinaron patadas en su estómago y golpes en la cara para -supuestamente- lograr que declarara en contra del beisbolista.

“Están culpando a una persona que es inocente. Dije lo que había pasado, ellos decían estás escondiendo a Sergio (…). Estaban aferrados a culpar a Sergio por algo que es inocente”, dijo Liliana “N”.

Al respecto, la juez en turno desestimó estas declaraciones, ya que en el citado video la joven de 19 años se mostró tranquila y con actitud despreocupada, contrastante -según la autoridad- a la reacción lógica de lo que externó. A su vez, descartó su coautoría de los delitos marcados y aseveró que Liliana “N” no tiene imputación de algún crimen.

En cuanto al desarrollo de la audiencia, la juez tomó en cuenta para su decisión las declaraciones de la doctora Brisa “N”, quien fue llamada a declarar por petición de la defensa de Sergio “N”, ya que fue la responsable de practicar la necropsia que arrojó que la menor falleció a causa de un shock hipovolémico derivado de una laceración de arteria renal, reportando también múltiples lesiones en partes de su cuerpo como espalda, labios y cabeza, correspondientes a fechas anteriores a su deceso, lo que quedó aprobado por la juez, ya que también otro de los citados por la parte defensora, el doctor Luis Ignacio “N”, coincidió con su resultado, más no en la mecánica del hecho, es decir, que la lesión se produjera por un golpe propinado por alguno de los involucrados.

Asimismo, se contó con la declaración de Consuelo “N”, quien es propietaria del domicilio cuya segunda planta rentaba Sergio “N”. Fue ella la que corroboró que el imputado pasó el fin de semana con la niña y su madre, dato crucial ya que su deceso se dio el domingo 12 de julio en el Hospital del Niño, donde los médicos que la atendieron reportaron indicios de violencia familiar y probabilidad de abuso sexual. En su intervención, la mujer remarcó que elementos de la Fiscalía entraron, en su primera visita, a la vivienda donde se alojaba el deportista, sin una orden de cateo y sin su autorización, lo que recayó en que la juez eliminara de los datos de prueba lo derivado de este hecho.

Destacó que previo a la sentencia, el acusado hizo uso de la palabra para insistir en su inocencia.

“Quiero decirles que traté de salvar una vida junto con mi pareja y durante ese proceso Inés falleció. Han pasado muchas injusticias (…). Estoy triste por lo que pasó. Creo en el Sistema, pero no en ciertas personas que están en el Sistema (…). Quisiera que de una u otra manera se haga justicia. Es un accidente trágico que afecta a muchas personas por tratar de sacar un responsable de algo que nadie fue responsable (…). Estoy 100 por ciento seguro que soy inocente”, alegó el beisbolista.

Aunado a lo anterior, Sánchez Castillo tomó en cuenta, como lo sugirieron agentes del Ministerio Público, la “personalidad” del beisbolista, ya que en 2019 fue acusado de golpear a su ex pareja en un hotel local, con quien llegó a un acuerdo reparatorio para salir del Centro Penitenciario Varonil de la capital coahuilense. Por consiguiente, encontró elementos que apuntan a su probable responsabilidad de los delitos enunciados.

Será el próximo 5 de octubre cuando se realice la audiencia intermedia del caso identificado con la causa penal 1244/2020. (OMAR SOTO)