Un voluntario de la diócesis, principal sospechoso de provocar el incendio en Nantes

 

Francia.- La justicia francesa sospecha que el incendio que se declaró este sábado por la mañana en la catedral de Nantes tuvo un origen criminal y ha detenido a un hombre en relación a los hechos.

El Español publicó que el detenido, que tiene una treintena de años y realiza labores de voluntariado para la diócesis, se tenía que encargar de cerrar la catedral el viernes por la noche, según indicó la emisora France Info.

Se encuentra bajo arresto desde el sábado a mediodía y la policía quiere aclarar las incoherencias en las explicaciones que ha dado sobre su empleo del tiempo y sobre cómo cerró la basílica.

Sennes insistió en mostrarse prudente y en señalar que es prematuro sacar conclusiones de este elemento de la investigación.

El fiscal decidió la apertura de una investigación por incendio voluntario porque los bomberos al llegar a la catedral San Pedro y San Pablo alertados por personas que vieron el edificio en llamas se encontraron con tres focos diferentes de fuego, uno en el órgano y otros dos en la nave.

A partir de las primeras pesquisas realizadas, no se han encontrado muestras de que se forzara el acceso.

Fuego controlado

Los bomberos consiguieron controlar este sábado el incendio que se declaró a primera hora en la catedral de San Pedro y San Pablo de Nantes (noroeste de Francia), y cuya magnitud no es comparable al que se produjo en Notre Dame de París en abril de 2019.

“Por ahora el fuego está circunscrito”, subrayó el responsable de los bomberos del departamento, el general Laurent Ferlay, en declaraciones a la prensa delante de la catedral.

Ferlay afirmó que “no estamos en un escenario como el de Notre Dame” el 15 de abril del pasado año, cuando quedó destruida buena parte de la techumbre de la catedral de la capital francesa.

Añadió que la situación tampoco es comparable a la del incendio que sufrió la propia catedral San Pedro y San Pablo de Nantes el 28 de enero de 1972, que dejó muy malparado el edificio.

Los bomberos fueron alertados la mañana del sábado a las 7:45 (hora local) y cuando llegaron forzaron las puertas. El fuego se concentraba en la zona del órgano, junto al rosetón de la fachada.

Esa es la zona que resultó más afectada por las llamas, indicó Ferlay, que precisó que 104 bomberos trabajaron sobre el terreno y que permanecieron allí al menos todo el domingo.

La alcaldesa de la ciudad, Johanna Rolland, se felicitó por “la profesionalidad” de los equipos que han luchado contra el fuego y por su reactividad.

Rolland coincidió con el general de los bomberos en que la situación no es comparable a la de 1972. El fiscal de Nantes ha iniciado en la catedral las investigaciones para determinar el origen del siniestro. (EL ESPAÑOL)