EL MESÓN DE SAN ANTONIO

Nuevas realidades, retos personales

El verano está en todo su esplendor: el sol y las temperaturas de más de 35 grados nos recuerdan lo mucho que extrañamos la playa y las albercas, o subirnos a un avión y visitar tierras más frías, o agarrar carretera con destino a la sierra… pero el coronavirus vino a cambiar y posponer todos los planes.

En la realidad actual no hay mar a la vista, ni vuelos ni viajes sin cubrebocas y un montón de restricciones. Tampoco hay paseos de domingo, ni reuniones con muchos amigos, ni la posibilidad de ir más allá de nuestro propio jardín.

Y esa realidad es más sombría para la gente de escasos recursos.

Era esta época del año la favorita de muchos niños que, libres de la escuela y sin diversiones en casa, corrían a recibir los talleres de “Mis Vacaciones en la Biblioteca”. Estos recintos se llenaban de vida y alegría con miles de niños y jóvenes que escuchaban cuentacuentos, hacían manualidades, navegaban por internet y, lo más importante, se acercaban a la lectura de una manera lúdica y divertida.

Este año, por primera vez desde su creación, “Mis vacaciones en la Biblioteca” se realizará de manera virtual y para eso, se ha tenido que hacer un gran esfuerzo.

Los más de 700 bibliotecarios de Coahuila recibieron cursos a distancia para llevar a cabo este exitoso programa que, tan sólo el año pasado, recibió la visita de más de 50 mil usuarios que acudieron a una de las 152 Bibliotecas e Infotecas que hay en el estado.

Estamos hablando de Bibliotecarios que no estaban muy familiarizados con las videollamadas y el Zoom, pero que la situación sanitaria los obligó a volverse expertos de las plataformas digitales con tal de llevar los servicios educativos.

El personal tomó cursos de fomento a la lectura a través de la plataforma Moodle, que contienen los seis talleres que se impartirán en ‘Mis Vacaciones en la Biblioteca’ para que el bibliotecario realice las actividades desde su casa y las transmita por redes sociales.

El curso a distancia está diseñado para el autoaprendizaje del bibliotecario, la plataforma está abierta 24/7 y ajustan sus propios tiempos para terminar los contenidos en tres semanas como máximo.

Los asesores de la Dirección General de Bibliotecas están monitoreando permanentemente la plataforma para resolver dudas y comentarios de los bibliotecarios, y son ellos quienes revisarán y evaluarán las evidencias de cada uno.

Los cursos a distancia permitirán a los bibliotecarios ofrecer los talleres: “Borrón y cuento nuevo”, “Escritoras mexicanas”, “Plantas vs plagas”, “Re-inventado historias: Gianni Rodari”, “Sustent-Arte” y “El amor, las mujeres y la vida de Benedetti”, que serán transmitidos a través de la página de Facebook: Coordinación General de Bibliotecas, Publicaciones y Librerías.

Es cierto que la nueva realidad implica grandes retos personales; es cierto que la pandemia está arrasando con muchas comodidades y que, lamentablemente, llegó para quedarse. Pero también es cierto que incluso en los momentos de crisis, podemos sacar lo mejor de nosotros, incluso virtudes que ignorábamos poseer