Juan Francisco Constancio Calvillo: comprender el Covid-19 desde el silencio

Juan Francisco Constancio Calvillo es una de las 400 personas con sordera que habitan en Saltillo –según datos de la asociación local Escucha mis Manos–, quienes, a pesar de comunicarse entre sí a través de lengua de señas, se enfrentan día a día a que esta herramienta de percepción visual es manejada por pocas personas que no padecen esta discapacidad, dificultad que se extiende hasta el entendimiento del panorama e información sobre el Covid-19.

“Es muy difícil tener intérpretes en todos lados y necesitamos intérpretes que nos expliquen. A veces la familia nos ayuda a interpretar, pero no en todos lados hay familias. Si sales de casa a veces no tienes a tu familia contigo para que te explique y entonces se necesita tener acceso a esa información en nuestro idioma para poder entenderlo”, expresó a través de una intérprete, Juan Francisco Constancio Calvillo, en entrevista para El Heraldo.

En este sentido, señaló que el entorpecimiento en el proceso de comunicación entre alguien con deficiencia auditiva y un ciudadano cuya desventaja no forma parte de su vida, ha llegado incluso a cobrar la vida de pacientes Covid con sordera.

“Yo vi en Facebook una persona enferma de covid que la trataron de curar durante uno o dos meses, pero murió porque la familia no supo cómo ayudarle y él como persona sorda no tenía la posibilidad de escuchar cómo se debía de tratar, cómo se debía de atender. Por ejemplo, no tenía acceso a la ayuda telefónica y eso dificultó que la persona se pudiera curar”, remarcó.

Constancio Calvillo, espera que pronto la lengua de señas pueda integrarse como asignatura en sitios educativos regulares para su globalización y que las instituciones locales de salud y de otros giros implementen la presencia de intérpretes en sus actos oficiales y anuncios, sobre todo en los referentes a esta enfermedad infecciosa.

CONSTITUYEN ASOCIACIÓN

Constituida en fechas recientes, la asociación civil “Escucha mis Manos”, tiene entre sus objetivos el apoyar a personas sordas a concluir sus estudios a través de fondos y programas, instruir a los interesados en el manejo de la lengua de señas y generar espacios de trabajo donde puedan ser de utilidad y desarrollarse.

“Surge la idea viendo que aquí en Saltillo no hay una asociación para personas sordas y que ellos necesitan mucho el apoyo desde la interpretación, la comunicación; desde poder tener acceso a los servicios de salud o ir a un banco para abrir una cuenta, algo que es complicado porque no tienen la manera de comunicarse con las personas”, comentó Verónica Peralta, presidenta de “Escucha mis Manos”.

“El principal objetivo es apoyar a todas las personas con discapacidad auditiva en la inclusión social, en todos los aspectos de su vida. Lo primero fue constituir la asociación, ahora lo que estamos buscando es difundir para que las personas sordas sepan que en Saltillo ya hay una asociación que los puede ayudar. Posteriormente, queremos ofrecer el servicio de interpretación para eventos y cuestiones educativas”, agregó.

Al respecto, invitó a la comunidad en general a informarse de cómo pueden pertenecer y apoyar a esta organización, visitando su página de Facebook identificada con el mismo nombre o enviando mensaje vía WhatsApp al 844 125 9298.

Por su parte, Juan Francisco, quien funge como vicepresidente de “Escucha”, auguró que esta organización abonará sumamente a generar un entorno mucho más pleno para sus iguales.

“Toda la sociedad tiene un objetivo, se comunica en familia, en el trabajo, en la educación y lo que nosotros queremos es ser bilingües, no nada más en lengua de señas sino también en español. Desde chicos ir aprendiendo para poder, ya de adultos, tener los dos idiomas y podernos superar. Eso es muy importante y debe ser un objetivo de la asociación”, finalizó. (OMAR SOTO)