LA MAÑANERA ENTRE LÍNEAS

En una mañanera de aires victoriosos, el presidente presumió su encuentro con Donald Trump resaltando su buena relación y colocando a México a la par del país norteamericano.

Aseguró  que representó a los mexicanos con decoro y dignidad y afirmó que a partir de ahora las relaciones entre el gobierno estadounidense y los migrantes serán de respeto y cada vez mejorarán: “que el presidente Trump los haya reconocido en su discurso es muy importante.”

Resaltó los beneficios que obtendrán las tres naciones con la entrada en vigor del T-MEC subrayando el apoyo a la fuerza laboral, a las pymes, a los procesos de aduana, a los inversionistas y empresarios, aunque reconoció que México tiene que trabajar para establecer mejores sistemas de comunicación, infraestructura, energía eléctrica, entre otros.

Aplaudió a los diarios estadounidenses, a los mexicanos no, por la cobertura que realizaron de su visita, “fue positiva.”

Explicó que se trataron temas referentes a la frontera, la cual posiblemente se reabrirá en agosto y sobre el coronavirus, refiriendo que Estados Unidos podría tener la vacuna o el tratamiento en el primer trimestre de 2021 y México acceso a estos.

Como milagro del T-MEC, leyó una carta del titular del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelí, donde deja atrás los roces por el tema de energía, y reconoce al gobierno por el tratado sumándose para trabajar por el desarrollo del país.

En temas de justicia, aclaró que la extradición de César Duarte fue resultado de un proceso que venía realizando la fiscalía por 16 órdenes de aprehensión en contra del exfuncionario; asimismo, anunció la pronta extradición de Tomás Zerón por el caso Ayotzinapa.

En temas de agenda, anunció que hoy tendrá una reunión con el Gabinete de Salud para seguir haciéndole frente a la pandemia y otra con los padres de los normalistas de Ayotzinapa. (Instituto de Artes y Oficios para la Comunicación Estratégica)