Rafael Márquez Esparza: sobrevivir al Covid-19 

Le negaron la atención en el Hospital General de Zona 2 del IMSS donde labora 

Rafael Márquez Esparza –según narró– comenzó a presentar –de manera intermitente– síntomas de Covid-19 como diarrea y fiebre, poco antes del primero de julio, por lo que de inmediato pidió atención médica en el Hospital General de Zona 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde trabaja como manejador de alimentos. Fue en vano, le dijeron que hasta que no presentara alguna falla renal o cardíaca no podían internarlo, pese a que previamente su prueba de detección había salido positiva.

Tras esta negativa, su padre, con quien comparte nombre, lo trasladó al Hospital Oncológico de la capital coahuilense, donde sin demora lo instalaron en el triage respiratorio. Presentaba un 75 por ciento de daño en sus pulmones, lo que derivó en someterlo a tratamiento de oxigenación por puntas nasales.

Han pasado 8 días desde entonces, en los cuales recibió el apoyo y cuidados del personal de salud de este Hospital acondicionado para combatir al Covid-19 por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), hasta su alta médica que celebró este miércoles con el toque de la “campaña del triunfo”, que ya ha sido accionada por otros 14 sobrevivientes de esta enfermedad infecciosa.

Pese a que el cubrebocas que portaba le cubría su sonrisa, los ojos de Rafael, de 29 años, se iluminaron al momento de dar sus primeros pasos al exterior, mismos que dio no sin antes de agradecer a los involucrados en su mejoría, para luego partir junto a su padre a bordo de la misma camioneta en la que llegó al Oncológico.

“La peor experiencia de mi vida ya que es una enfermedad de la cual te desesperas. No puedes respirar, llegué al grado de insuficiencia respiratoria. Estaba demasiado desesperado de ver que no se me abrían las puertas en ninguna parte”, compartió en entrevista con medios, Rafael Márquez Esparza.

UNA ENFERMEDAD REAL

Luego de vivir en carne propia el Covid-19, Márquez Esparza dijo sentirse sorprendido de que algunas personas no crean en la existencia de este virus y su estragos. Lamentó incluso que existan quienes manifiestan que sus familiares están siendo internados por coronavirus “sin padecerlo”, por lo que culpan al personal médico de esta acción que, sin ellos saberlo, está salvando la vida de sus seres queridos.

“Si seguimos yendo a trabajar sin las medidas de prevención necesarias, va a seguir habiendo más contagios de los que ha habido en estos últimos días. El Covid es impredecible, te puede dar a cualquier edad. No respeta edad, género, sexo ni nada. Se ve en las redes sociales donde la gente se pone hacer mucho escándalo, echándole la culpa al personal médico de que están inventando las enfermedades para darles dinero o alguna cosa de esas”, señaló.

En el Hospital Oncológico aún quedan seis pacientes de Covid-19 siendo atendidos. (OMAR SOTO)